ARCHIVADO EN:

Los dos juzgados para delitos leves de la ciudad de Barcelona celebran cada día unos 60 juicios, en su gran mayoría por hurtos, según ha revelado este jueves el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos. En una comparecencia en la comisión de Justicia del Parlament, Barrientos ha expuesto la memoria de la actividad de los juzgados catalanes correspondiente a 2018 y los tres primeros trimestres de este año, que reflejan un aumento del índice delictivo, especialmente de la "pequeña delincuencia", en la capital catalana.

Ese incremento llevó a crear, el pasado mes de febrero, un segundo juzgado dedicado en exclusiva a juzgar delitos leves en la ciudad de Barcelona que, según Barrientos, ha logrado el objetivo que se proponía de evitar que "colapsase el sistema" en la capital catalana. Los dos juzgados para delitos leves celebran a diario unos 30 juicios cada uno, lo que según el presidente del TSJC ha permitido acortar a aproximadamente un mes el tiempo de espera para la celebración de ese tipo de vistas, que hasta ahora se situaba en ocho meses.

TERCER JUZGADO

También se ha habilitado este año en Barcelona un tercer juzgado penal de refuerzo para los juicios rápidos –los dos existentes hasta ahora celebraban una decena de vistas diarias–, lo que no ha permitido acortar los tiempos de demora hasta la celebración de las vistas, que siguen en ocho o nueves meses de promedio, aunque sí ha logrado que no se incrementen.