ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana descubrió el pasado domingo una plantación de 150 plantas de marihuana en un piso de Nou Barris, donde el día anterior se produjo un incendio por el "déficit de la instalación eléctrica", que estaba manipulada.

Las plantas decomisadas se encontraban en un estado avanzado de crecimiento, y una vez preparadas para salir al mercado, los agentes de la policía calculan que podrían valorarse en 112.000 euros.

Además de las plantas, cuyo peso se cifra ne 22,5 kilogramos, los agentes de la Guàrdia Urbana encontraron en la vivienda 12 lámparas de sodio y documentación. La vivienda en la que se encontró la plantación se ubica en el barrio de Vallbona, dentro del distrito de Nou Barris.