El Ayuntamiento de Barcelona ya está empezando a tomar algunas medidas de seguridad tras los incidentes vividos el pasado lunes ocasionados por los radicales. En este caso se trata de las vallas instaladas en la plaza Sant Jaume frente a la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. 

Hasta ahora, estas vallas estaban unidas por el sistema convencional de enganches de plástico. Tras la batalla campal que se vivió lunes por la noche frente al Parlament y la comisaria de Policía Nacional en Vía Laietana, donde se lanzaron todo tipo de objetos y estas mismas vallas, el Ayuntamiento ha decidido sustituir las correas de plástico por cadenas.  

Tal y como muestra el periodista de El País, Alfonso Congostrina, este nuevo sistema busca impedir que los más radicales de los grupos de Arran y CDR utilicen las vallas para lanzárselas a los agentes de los Mossos d'Esquadra.

En la misma plaza, la 'Acampada per la Llibertat' ha organizado una acción sorpresa con imágenes de los Borbones formando un '1-O' a gran escala para después caminar sobre ellas, como signo de repulsa a la Casa Real y por el aniversario del paro general del 3 de octubre.  

Los activistas daban a conocer esta acción a las 12h de la mañana de este miércoles e iniciaban la 'pisada popular' a las fotografías del rey Felive VI.

PisaAlRey