Los Mossos d'Esquadra están estudiando la posibilidad de implantar en todo el territorio catalán el uso de drones para poner multas a los conductores que cometan alguna infracción en la carretera.

El portavoz del cuerpo policial, Albert Oliva, ha explicado que, por el momento, "se está mirando la utilidad" que podría tener el uso de drones en esta materia. Aún no se conoce la fecha en la que se pondría en marcha.

DECISIÓN CONDICIONADA

Según el portavoz, su introducción depende de si supone o no una mejora en los artefactos actuales del cuerpo, ya que se necesita "captar imágenes suficientemente nítidas de las matrículas", así como trabajar de forma coordinada con el Servei Català de Trànsit y la comisión de videovigilancia.

Los Mossos de Tráfico reclaman armas largas cuando intervienen en el plan antiterrorista / Archivo
Los Mossos encargados del tráfico podrían tener la ayuda de drones / ARCHIVO

Hasta la fecha, la policía catalana tiene en su haber cinco drones, que se usan en tres campos distintos: investigación, tráfico y seguridad ciudadana. Son manipulados por cuatro pilotos y cinco radiofonistas especializados en la materia, número que los Mossos tienen intención de ampliar en un futuro próximo.

PRECEDENTES EXITOSOS

Los Mossos estrenaron el uso de drones en tareas de seguridad en el Mobile World Congress que tuvo lugar este febrero en Barcelona y Oliva considera que su incorporación ha sido todo muy valiosa como "complemento" de los dispositivos policiales.

Los drones, que también se usaron durante los Juegos del Mediterráneo de Tarragona el pasado mes de junio, suponen según Oliva una mejora en las tareas de la policía que aporta "más pruebas y calidad en la decisión que pueda tomar un juez", ya que se pueden obtener imágenes desde otra perspectiva, hecho muy útil en caso de accidente.