ARCHIVADO EN:

La policía ha detectado en la estación de Sants de Barcelona un peligroso sicario polaco que había venido a Barcelona para viajar más tarde a Marbella y cometer un secuestro.

En una operación conjunta de la Policía Nacional, los Mossos d’Esquadra y la policía de Polonia, los agentes pillaron al criminal cuando cogía un tren hacia Málaga acompañado de tres guardaespaldas. El sicario fue detenido cuando llegó a la ciudad andaluza.

El criminal se encontraba en España con el objetivo de secuestrar al miembro de un clan rival por un ajuste de cuentas. Durante la detención, uno de los acompañantes del polaco, llevaba una bolsa con más de 100.000 euros y 1.000 libras más en efectivo.

LÍDER DE UNA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

Durante el trayecto entre Barcelona y Marbella se contactó con la justicia polonesa para emitir una orden europea de detención y entrega del sicario.

Las investigaciones se iniciaron en marzo, después de que la policía polonesa avisara que el criminal, que era líder de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, atracos y robos violentos a otros narcotraficantes, se encontraba en territorio español.