Desarticulada una banda que presuntamente estafó 109.000 euros en microcréditos en un año en Barcelona. Agentes de los Mossos han detenido a tres miembros de este grupo delictivo y otros 10 se encuentran en situación de investigados como presuntos autores de diversas estafas. Se han dictado órdenes de arresto contra tres de estas personas, una de ellas el supuesto jefe de la banda, que se encuentra huído de la justicia fuera de Catalunya.

La policía les acusa de ser los autores de estafas a 31 particulares y a 17 entidades financieras. La investigación se inició el pasado mes de marzo y ha permitido la resolución de 77 hechos delictivos.

Los agentes detectaron diversos delitos de estafa consistentes en la financiación fraudulenta de compra de productos tecnológicos, bicicletas de alta gama e incluso muebles o aparatos de aire acondicionado.

NÓMINAS FALSAS

Los presuntos delincuentes obtenían documentos de identidad del mercado negro (perdidos o sustraídos a sus titulares) y los datos eran utilizados para crear nóminas fraudulentas a partir de plantillas originales de comocidas empresas.

Los mismos documentos se utilizaban para abrir cuentas bancarias en diversas entidades financieras. Y con la documentación fraudulenta y las nóminas falsificadas, los malhechores se hacían pasar por las personas titulares y pedían microcréditos a los bancos que después no devolvían.

Las compras que realizaba la banda con los microcréditos obtenidos fraudulentamente se revendían a precios competitivos para intentar no levantar sospechas sobre los orígenes ilícitos de los productos.