La Guàrdia Urbana ha intervenido este jueves seis kilos de marihuana y 1,2 de hachis de un club cannábico situado en la calle de Cabres, en Ciutat Vella. En cumplimento de una orden judicial, los agentes entraron en el local para investigar un presunto delito contra la salud pública y apropiación ilícita.

Durante el registro, la Guàrdia Urbana también decomisó 24 magdalenas de marihuana y 360 euros en efectivo. Seis personas han quedado investigadas -antes imputadas- y el club cannábico ha sido precintado, tras la intervención policial, por orden administrativa.

La actuación forma parte de la vigilancia que lleva a cabo la policía local contra los clubs cannábicos que actúan en Barcelona sin licencia. Durante este mandato, solo en Ciutat Vella, la Guàrdia Urbana ha actuado contra 61 asociaciones cannábicas ilegales, de las que 46 acabaron precintadas. El distrito cuenta con 34 locales con licencia.