ARCHIVADO EN:

El Parque de Collserola cuenta con 13 torres de vigilancia y durante la temporada de verano van a estar controlando las zonas en todo momento. En cuanto los operarios observan una columna de humo, inmediatamente sitúan el incendio en el mapa y avisan a los equipos de investigación, los Bomberos de Barcelona, de la Generalitat y los Agentes Rurales.

Los bomberos llevan instalados en el parque de Vallvidrera desde mayo para poder ofrecer una respuesta más rápida en caso de incidente. Con la llegada del calor y las altas temperaturas, los especialistas en apagar fuegos están en prealerta. Esto implica movilizar más recursos y efectivos de la ciudad y mandarlos hacia el parque de Vallvidrera.

LLUVIAS DE MAYO

El parque de Collserola, ubicado en la parte alta de Barcelona, tiene 8.000 hectáreas de superficie y los bomberos ya han comprobado durante estos días todos los caminos que rodean el espacio en caso de que haya un incendio.

El bosque de Colllserola este año no está tan seco gracias a las lluvias de mayo. El mes pasado se doblaron las precipitaciones en dicha zona pero los bomberos no bajan la guardia porqué en cualquier momento puede pasar un accidente.