Dos jóvenes han sido condenados a cinco años de cárcel tras una grave agresión sucedida en marzo de 2015, concretamente en la estación de Entença situada en la línea 5 del metro.

Los agresores han sido condenados a indemnizar a las víctimas con 11.950 y 19.100 euros, además de tener que afrontar el pago de 385 euros a TMB y una multa adicional de 900 euros.

SIN JUSTIFICACIÓN

Los acusados han reconocido que entraron en la estación del suburbano armados con un machete, un bisturí y piedras, con la intención de agredir a cualquier persona.

Los usuarios agredidos tuvieron que recibir 10 y 13 puntos de sutura, quedando incapacitados para realizar sus ocupaciones habituales durante 39 y 141 días.