Novedades en la macroredada policial contra los narcopisos del Raval. Este miércoles, el titular del Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona ha tomado declaración de este miércoles a 39 detenidos en la operación de los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana del pasado lunes contra la red de distribución de droga a los narcopisos. Tras el acto, el juez ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza para un total de 18 personas.

El resto, tal como ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), ha obtenido la libertad provisional con las medidas cautelares de comparecencias semanales en el juzgado. La causa está abierta por los presuntos delitos contra la salud pública y organización criminal, y en total han sido detenidas 57 personas en este dispositivo policial desde este lunes.

UN ESPECTACULAR DESPLIEGUE

Unos 850 agentes de ambos cuerpos desplegaron este lunes la operación Bacar con 40 registros en narcopisos del Raval y en domicilios de miembros de la red investigada en los distritos de Poble Sec y Nou Barris, y en municipios del área metropolitana como Badalona, Esplugues de Llobregat y L'Hospitalet de Llobregat.

De estos 40 registros, 26 eran narcopisos –de ellos fueron 13 recuperados por los propietarios, cinco precintados y el resto siguen en investigación– y 14 eran viviendas de los responsables de la organización.

UNA PRESUNTA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

Se trata de una presunta organización criminal de origen dominicano que supuestamente suministraba heroína, cocaína, anfetaminas y pastillas a los narcopisos, pisos ocupados donde se vende y se permite consumir droga, por lo que en ellos se congregaban muchos toxicómanos.

De hecho, los investigadores relacionan a miembros de esta organización dominicana con algunos de los episodios violentos ocurridos en el Raval este verano, como algunas peleas con cuchillos y catanas, incluso un homicidio en el Gòtic.