El gobierno catalán ha dictado nuevas medidas restrictivas para evitar la propagación del virus en Barcelona y el Área Metropolitana, donde el virus ha azotado con fuerza en una segunda ola de contagios.

La normativa no prevé el cierre permanente de las playas, pero sí recomienda a los ayuntamientos que refuercen el control para asegurar “el cumplimiento de las medidas de seguridad” y que se garanticen las distancias de seguridad.

"Entendemos que es posible que se plantee una reducción de aforo porque lo que se tiene que garantizar es que no haya aglomeraciones y que haya espacio suficiente para que no haya contacto entre unidades de convivencia diferentes, que es una de las normativas más básicas para evitar contagios", aseguró este fin de semana la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau​.

 

Playa de bogatell este viernes por la tarde / EFE - ENRIC FONTCUBIERTA
Playa de bogatell este viernes por la tarde / EFE - ENRIC FONTCUBIERTA

MEDIDAS “COORDINADAS”

No obstante, la primer edil indicó que una medida de este calibre tiene que tomarse de manera "coordinada" entre los cinco municipios metropolitanos que tienen playa, porque no quieren tomar una decisión "que pueda perjudicar la afluencia a otras playas metropolitanas", ya que ha alertado de que, si finalmente se reduce el aforo, "puede ser que vaya mucha más gente a las playas de Gavà o Castelldefels".

En la misma línea se expresó el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, que ha pedido dar una respuesta "coordinada".

"No puede ser que la playa de Barcelona toma una decisión, la playa de Sant Adrià tome otra y la de Badalona una tercera opción. No, tenemos una coherencia territorial, tenemos una conexión en muy pocos kilómetros y por tanto la respuesta tiene que ser la misma en todas las playas”, señaló.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.