La teniente de alcalde de Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha reconocido que durante el estado de alarma el Ayuntamiento ha tenido "algunos problemas de tramitación jurídica" para recuperar los locales de ocio nocturno del Port Olímpic.

Lo ha expresado durante la Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad de este martes, a raíz de una proposición de ERC que pide el cierre inmediato de los locales de ocio nocturno del Port Olímpic que han reabierto pese a no tener la concesión vigente.

LICENCIA PRORROGADA

La licencia de estos establecimientos finalizaba el 30 de abril pero, debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus, se prorrogó hasta este 31 de mayo. Estos locales se debían devolver el 2 de junio, que era el primer día laborable después de que finalizara el plazo.

Sanz ha asegurado que ya han reactivado la recuperación de estos locales y que están "absolutamente comprometidos" con esta cuestión, a la espera de tener la autorización administrativa.

En diciembre de 2019 el Port Olímpic pasó a manos del Ayuntamiento, previa aprobación de la Generalitat, con el objetivo de realizar una transformación urbanística y de actividades, que incluía, entre otros, la supresión de los locales de ocio nocturno.

FRENTE MARÍTIMO

La proposición de ERC también reclama que el Gobierno municipal inste al Estado a resolver la concesión C-1004 para que el Ayuntamiento pueda gestionar la totalidad de las licencias y estudiar el cambio en los usos en el frente marítimo, que depende del Estado, a pesar de que el consistorio tiene cedida la ocupación, el uso y la gestión por concesión administrativa.

Sobre este asunto, Sanz ha explicado que entra dentro del trabajo que ya están haciendo para llegar a "acuerdos definitivos con el Estado" y que el consistorio pueda decidir qué usos le dan al espacio, así como que sea de titularidad municipal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.