ARCHIVADO EN:

Sant Boi de Llobregat ya cuenta con los primeros 16 contenedores amarillos dotados con un aro identificador de Ecoembes que los convierte en "inteligentes". La peculiaridad de estos depósitos es la identificación de cada envase y usuario gracias a los códigos QR leídos por un aro colocado en la boca del contenedor. Los tatos también asociacn la ubicació del contenedor o la frecuencia con la que el ciudadano recicla.

Estos contenedores se incorporan al sistema de reciclaje con recompensa Reciclos, que existe desde 2019 en 45 localidades españolas y que permite "premiar el compromiso ambiental de los ciudadanos" con el reciclaje de latas y botellas de plástico de bebidas mediante puntos posteriormente canjeables por incentivos sociales o ambientales.

PATINETE DE REGALO

En concreto en Sant Boi, los puntos obtenidos se pueden cambiar por participaciones en un sorteo para conseguir un patinete eléctrico o por donaciones a la Asociación Tots som Santboians, centrada en ayudar a personas con discapacidad, y que se encargará de realizar acciones de preservación de espacios verdes.

La alcaldesa de Sant Boi de Llobregat, Lluïsa Moret, ha afirmado que su población da "un paso más en el camino hacia el reciclaje del futuro, incentivando la corresponsabilidad de la ciudadanía gracias a una tecnología que facilitará el cumplimiento de los objetivos europeos en materia de recogida selectiva de envases"

REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA

A su vez, el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, ha afirmado que el contenedor amarillo inteligente es una revolución tecnológica que les permite "afrontar los nuevos desafíos y objetivos legislativos marcados desde España y desde Europa para avanzar hacia la tan necesaria economía circular".

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.