ARCHIVADO EN:

Profesionales sanitarios de los centros de atención primaria (CAP) del Consorci Sanitari del Maresme (Barcelona) han reunido 700 quilos de alimentos para familias que han visto reducidos sus ingresos o se han quedado sin ellos durante la pandemia de Covid-19.

AFECTADOS ECONÓMICAMENTE

A raíz de la crisis sanitaria una parte de la población se ha visto afectada económicamente hasta el punto de "no tener cubiertas las necesidades básicas de alimentación e higiene diarias", ha informado el consorcio en un comunicado este lunes.

Los alimentos se han donado al Centre de Distribució d'Aliments Entorn, que se encuentra en Mataró (Barcelona) y está gestionado conjuntamente por Cáritas, Creu Roja y el Ayuntamiento con el apoyo de la Fundació Banc dels Aliments.

CRISIS SANITARIA

Càritas Barcelona ha doblado el número de hogares y personas atendidas en los servicios de primera respuesta durante los meses de abril y mayo por la pandemia del coronavirus respecto al año pasado, de las que la mitad se ha acercado por primera vez a la entidad o vuelve tras un periodo de no necesitarlo.

Los hogares y personas atendidas en los servicios de primera respuesta en abril y mayo de este 2020 han sido 5.056 hogares y 10.710 personas, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 2.369 hogares y 4.660 personas, en las que el perfil se ha ampliado y fragmentado.

FAMILIAS SIN INGRESOS

Càritas Barcelona ha avanzado los primeros resultados del impacto de la crisis a familias atendidas por la Covid-19, que ha revelado que uno de cada cuatro hogares no tiene ingresos, cuando antes del coronavirus era de casi una de cada diez, un 41% ha reducido el gasto en alimentación y un 24% ha dejado de comprar los medicamentos que necesita.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.