El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona endurecerá a partir de este miércoles las normativas de confinamiento y sólo permitirá las visitas de los pacientes que estén a punto de morir. El director asistencial del centro hospitalario, Antonio Roman, ha asegurado que se está buscando un aislamiento “más riguroso” para frenar la propagación del coronavirus.

El doctor ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio que es esencial mantener un “espacio de confinamiento” y que sólo se permitirá como normativa “un familiar por persona que se encuentre en la fase final de la vida”.

USO DE TECNOLOGÍAS

Para el resto de pacientes que se encuentren en el hospital se consentirá el uso de tecnologías y se pondrá en marcha un equipo de voluntarios que llamará a las familias para informarles de la situación de los enfermos.

Al mismo tiempo, Antonio Roman ha añadido que está “preocupado” por la falta de material y ha apuntado en la necesidad de fabricar aparatos respiratorios, mascarillas y otra clase de instrumentos para repartirlos entre las Unidades de Cuidados Intensivos​ (UCI) que hay actualmente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.