ARCHIVADO EN:

La jefa de Medicina Preventiva y de Epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, Magda Campins, ha justificado las restricciones del Govern en la hostelería de cara a los próximos quince días con el aumento de los contagios.

“En 15 días no lo habremos solucionado. Lo que veremos es si hay menos contagios y se estabiliza la curva de contagios, pero en cualquier caso no se podrán relajar las medidas”, sostiene Campins.

ABREN UNA TERCERA PLANTA 

En una entrevista este viernes en Catalunya Ràdio, esta experta ha alertado que, en su hospital, han doblado prácticamente el número de ingresados el último mes. Ello les ha comportado tener que abrir una segunda planta y muy posiblemente una tercera, a partir de hoy.

“En las UCI tenemos cifras más estables, pero los casos graves normalmente tardan más a venir porque tienen que pasar un días hasta el virus desencadena cuadros más graves”, ha explicado Campins.

Además, pese a que los ingresos en la UCI de momento se mantienen estables, otro problema es que la media de edad de los pacientes también ha pasado de los 45 a los 65 años.

VERGÉS COINCIDE CON CAMPINS

La consellera de Salud, Alba Vergés, indicó el jueves que las restricciones “irán más allá”. En una entrevista en Catalunya Ràdio, la titular del departamento aseguró que “la curva no bajará en dos semanas” y añadió que el objetivo es “parar el ritmo de crecimiento”.

“Ahora todavía no podemos decir nada, pero tenemos que ser sinceros y la curva no bajará en dos semanas”, insistió Vergés. En esta línea, desde Salut ya han advertido que “el otoño no será nada fácil”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.