Empieza una nueva etapa para el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona. El año que viene comenzará la transformación del recinto con unas obras que durarán cinco años y supondrán una inversión de 122 millones de euros. El plan de mejora prevé construcción de dos edificios, uno que unificará en un solo equipamiento todas las consultas externas ahora dispersas y otro que reunirá la investigación del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR).

“Se trata de dejar atrás una etapa de barraquismo hospitalario”, ha explicado el conseller de Salud, Antoni Comín, en referencia a varias áreas del hospital que ahora mismo desarrollan su actividad de asistencia a los pacientes e investigación en barracones prefabricados. Acabar con estos módulos permitirá pensar en un espacio verde central que conectará el área asistencial del hospital, en el sur, con la zona norte dedicada a la investigación y a la formación.

Junto a Comín han asistido el vicepresidente y conseller de Economía y Finanzas, Oriol Junqueras, y el gerente del Vall d'Hebron, Vicenç Martínez Ibáñez. Del presupuesto de 122 millones, 15 serán para la construcción del nuevo edificio para el VHIR y otros 60, financiados por la Conselleria de Salud, permitirán levantar el edificio de consultas externas, que tendrá 210 consultas y 120 plazas de hospital de día.