ARCHIVADO EN:

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona es el primer centro de Cataluña que utiliza el robot de última generación Da Vinci en la cirugía de cáncer de pulmón. La tecnología beneficia a un 30% y 50% de los pacientes potencialmente operables y permite reducir a tres días el postoperatorio, que anteriormente era de siete a 10 días.

El doctor del Servicio de Cirugía Torácica Alberto Jáuregui ha explicado este lunes los buenos resultados que ha dado en los 20 primeros pacientes tratados con esta técnica "que minimiza el dolor postoperatorio y favorece una rápida recuperación".

EL ROBOT DA VINCI

Jáuregui ha destacado que gracias al robot "podemos realizar incisiones de solo ocho milímetros y extirpar a partir de ellas el lóbulo o la parte del lóbulo que esté afectada de cáncer" a diferencia de las técnicas anteriores, que hacían una herida de 15 a 20 centímetros y se abrían las costillas del paciente.

El robot --que requiere de una formación especial para manejarlo-- cuenta con tres elementos principales: una consola quirúrgica donde se sitúa el cirujano, un carro del paciente con cuatro brazos móviles que intervienen sobre este y son controlados por el especialista y la torre de visión, que permite observar la operación mediante cámaras de alta definición.