El Hospital de Vall d'Hebron ha dado el alta recientemente al paciente número mil con COVID-19 que ha pasado por la UCI desde el principio de una pandemia.

Quince meses han pasado desde ese 3 de marzo de 2020 en el que, en la UCI de Vall d'Hebron, ingresó la primera paciente crítica con COVID-19, una mujer de 29 años que acabó recuperándose. Cuatro olas de pandemia han acabado con la vida de más de 22.000 personas en Cataluña, pero miles de pacientes se han podido recuperar, y en este momento, gracias a la vacunación, el panorama ha pasado de ser desolador a esperanzador.

EL HOSPITAL HA DADO DE ALTA AL PACIENTE NÚMERO MIL

Cataluña registró este miércoles la mortalidad más baja por COVID-19 desde el inicio de la epidemia, con 13 fallecidos en los últimos 7 días, mientras que los ingresados en las UCI ya son menos de 200. En este contexto, el Vall d'Hebron ha dado esta semana el alta al paciente número mil que ha pasado por la UCI: un varón de 36 años.

LA UCI SEXTUPLICÓ SU CAPACIDAD

Durante el pico de la pandemia, en la primavera de 2020, la UCI de Vall d'Hebron sextuplicó su capacidad: en dos semanas pasó de las 56 camas habituales a 300, reconvirtiendo otras unidades y habilitando nuevos espacios.

En poco más de un año, el equipo de medicina intensiva también ha mejorado el tratamiento y abordaje de pacientes críticos con COVID-19, hasta en las situaciones más extremas.

Durante la pandemia, Vall d'Hebron puso en marcha un protocolo, bautizado como UCI VIVA, que consiste en trabajar la movilidad y realizar fisioterapia respiratoria cuando el paciente aún está en la UCI, ya que empezar antes mejora la recuperación y reduce la probabilidad de que queden secuelas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.