La lista de espera para operaciones quirúrgicas del Hospital de la Vall d'Hebron no para de crecer y ya ha superado la barrera de los 10.000 pacientes. Las últimas cifras disponibles eran de 2014, y desde entonces se ha incrementado en más de 2.000 pacientes.

A finales de 2018, la lista de espera quirúrgica del Vall d'Hebron alcanzaba la cifra de 11.117 pacientes, según los datos a los que ha tenido acceso la agencia EFE.

LISTAS DE ESPERA

Los pacientes que más tiempo de espera tienen son los que han de someterse a cirugía reconstructiva posbariátrica, operación que cuenta con casi un año y medio de demora. Esta intervención se realiza en los pacientes que han sufrido una pérdida de peso masiva y necesitan una reducción del exceso de piel y grasa.

Según fuentes del Hospital de la Vall d'Hebron, sólo 129 personas superaron en 2018 el plazo máximo establecido por Salud y ningún paciente que debía ser operado de la columna vertebral supera los dos años en la lista de espera.

ALTAS ANTES DE MEDIODÍA

En cambio, el Vall d'Hebron ha conseguido mejorar sus cifras de espera en las pruebas diagnósticas, que se sitúan por debajo de las 7.000 personas, cuando en 2016 había 14.000 pacientes; pasando de una media de 128 días a los 41 días actuales, según los datos facilitados por el hospital a la agencia EFE.

Para reducir la lista de espera, el Hospital de la Vall d'Hebron ha apostado por gestionar las altas antes de las 12:30 de la mañana, de manera que se liberen antes las camas y puedan utilizarlas otros pacientes. En un año han incrementado en un 8%, hasta el 43,5%, el porcentaje de altas antes de las 12:30 horas.