ARCHIVADO EN:

La directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha dicho ver factible que la vacuna contra el coronavirus llegue a principios del año 2021, una inyección que la organización pide fabricar y distribuir con "equidad".

"La fecha sería primeros del año que viene. Los optimistas dicen que antes de final de este año. Ojalá tengan razón", ha afirmado la experta en la conferencia: Covid-19: la encrucijada de la OMS, en la que han interpelado a la experta de la OMS, entre otros, el jefe de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla.

FABRICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN CON "EQUIDAD"

"Es fundamental el desarrollo de la vacuna, pero también asegurarse de que la fabricación y la distribución se produce con equidad", ha afirmado la alto cargo de la OMS, organización a la que ha dicho le corresponderá "coordinar y arbitrar" la carrera por la inyección.

Neira ha apuntado que "no solo podrá beneficiar a los países que hayan pagado" y ha recordado que habrá subvenciones y la aportación de donantes para los países en peor situación para hacerse con vacunas. "Y todo esto generando también claros beneficios económicos para las farmacéuticas", ha añadido.

REBROTE

A propósito del rebrote registrado en China, ha señalado que se investiga y que se irá comunicando "lo que se sepa", haciendo el máximo de trabajo posible. Más allá, sobre la posibilidad de un rebrote global, Neira ha dicho esperar que no se produzca, aunque ha animado a protegerse al máximo. "Esperar lo peor para que luego sea lo mejor", ha dicho.

Por otro lado, preguntada sobre si la OMS reaccionó tarde a la hora de declarar pandemia mundial al coronavirus, Neira ha señalado que al oficializarse la pandemia en China en el resto del mundo solo había 80 casos confirmados y ninguna muerte. La directora de Salud de la OMS ha defendido que entonces no era una pandemia con potencial a nivel global y en ese sentido "no se llegó tarde" desde la OMS.

MEDIDAS EXCEPCIONALES

Al mismo tiempo sí ha reflexionado sobre que tras la alerta en China, el resto del mundo tuvo dos meses y medio para "prepararse y responder", sobre todo teniendo en cuenta las medidas "excepcionales tomadas" por Pekín", que incluso algunos calificaron de "totalitarias".

Igualmente ha recordado otros elementos como la falta de "precedentes" de un virus como el Covid-19 para los investigadores, la infodemia surgida por medios y autoridades y "un evidente juego geopolítico importante" que ha servido incluso de caldo de cultivo para "teorías conspiratorias".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.