La mayoría de las veces que un niño enferma suele ser por afecciones banales, en las que a menudo con cuidados básicos y con los consejos y tratamiento del pediatra se resuelven favorablemente. Por este motivo muchas veces los padres se plantean si deben ir a las consultas de Urgencias Pediátricas, pedir cita al pediatra, o quedarse en casa y esperar la evolución del estado de salud de sus hijos.

En este sentido, hay que tener en cuenta que los niños pueden presentar diversa sintomatología por la que es necesario hacer una consulta urgente. Por eso, es importante que los padres puedan reconocer y diferenciar cuáles son estas situaciones.

FIEBRE

El jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Universitari General de Cataluña y el Hospital Quirónsalud del Vallès, el doctor Pere Sala, es taxativo al respecto: en caso de dudas, consultar al servicio de Urgencias. Explica que uno de los motivos principales para acudir es cuando el niño presenta fiebre.

“Especialmente si se acompaña de afectación del estado general o de aparición de manchas en la piel de color violáceo que no desaparecen con la presión del dedo, cuando la fiebre es alta y no cede con los antitérmicos o bien cuando la fiebre aparece en niños muy pequeños, menores de 3 meses”, señala Sala.

SÍNTOMAS DE CATARRO

Otro motivo de consulta urgente es el niño que con síntomas catarrales y tos presenta dificultad para respirar. Según el doctor, los padres notarán que el niño respira mucho más rápido, o se hunde el espacio entre las costillas durante la respiración o ésta se acompaña de ruidos respiratorios, como pueden ser silbidos o estridor.

SÍNTOMAS GASTROINTESTINALES

Las causas gastrointestinales son también un motivo frecuente de consulta. “En este caso habrá que consultar cuando el niño presenta vómitos repetidos o diarreas abundantes y numerosas en pocas horas, por el riesgo de deshidratación o cuando el niño manifiesta un dolor abdominal fuerte, inusual o continuo y que no mejora”, explica el doctor.

CAMBIOS EN LA ACTIVIDAD

Otras causas que se manifiestan con alteración del nivel de conciencia, o cuando los padres notan el niño muy poco activo, postrado o con mayor somnolencia también son motivo de consulta urgente.

OTROS MOTIVOS

También lo pueden ser las reacciones alérgicas que se manifiestan como manchas por todo el cuerpo, hinchazón de la cara o dificultad para respirar. "Así como traumatismos y lesiones de diferentes tipos, ingesta de sustancias que pueden ser tóxicas o de medicamentos que no estaban indicados”, asegura Sala.

Finalmente, hay que tener presente que cualquier sintomatología que se acompañe de alteración del estado general o cuando los padres no ven bien al niño también puede ser un motivo de consulta urgente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.