El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, ha asegurado que, a pesar del repunte de casos en l’Hospitalet de Llobregat, la situación no es la misma que la del Segrià y ha hecho un llamamiento a reforzar la vigilancia y el seguimiento de los pacientes positivos en el municipio barcelonés.

REPUNTE EN L’HOSPITALET

El experto ha afirmado que el incremento de positivos en l’Hospitalet “pondrá a prueba las capacidades” y ha apelado a actuar “lo más rápido posible” y a hacer un “esfuerzo extraordinario” para frenar el crecimiento de casos.

A pesar de esto, ha asegurado que la población del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la zona metropolitana sur “no están en zona de riesgo de transmisión comunitaria” como para plantearse las medidas que han impuesto en Lleida.

“BARCELONA ESTÁ AL LÍMITE”

En declaraciones a Catalunya Ràdio Trilla ha añadido que Barcelona también está al límite: “Estamos en zona amarilla, más pendientes de la zona roja que de la verde”. En este sentido ha pedido responsabilidad individual para el cumplimiento de todas las medidas de seguridad y de las administraciones, ya que, según ha indicado, “no vale dejarlo todo en manos de los ciudadanos”.

Los nuevos casos diagnosticados en esta zona de Cataluña han experimentado un preocupante repunte en los últimos 12 días, en los que se ha multiplicado casi por cuatro la media de diagnósticos diarios.

INCIDENCIA AL ALZA

La incidencia total en el AMB en la última semana se sitúa en 29,6 casos por 100.000 habitantes, pero lo que más preocupa es la tendencia al alza que se observa la curva de nuevos contagios en la última semana. Los 35 nuevos contagiados diarios de finales de junio saltaron a 56 el pasado fin de semana, a 85 el miércoles y se dispararon hasta 135 el viernes, aunque este último salto se debe en gran medida a los 233 casos notificados en 24 horas en la capital catalana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.