ARCHIVADO EN:

El Govern ha propuesto que Barcelona y las regiones metropolitanas norte y sur pasen a fase 1 de la desescalada por la pandemia de coronavirus el lunes 25 de mayo, y que Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt-Pirineu avancen a la fase 2.

NUEVA PROPUESTA DE DESESCALADA

La Conselleria de Salut ha explicado este lunes en un comunicado que ha enviado al Gobierno la nueva propuesta de desescalada, explicada en una reunión entre la consellera de Salut, Alba Vergés, y los alcaldes del área metropolitana, y en el ámbito del plan Procicat.

5 MILLONES DE HABITANTES

En el caso de Barcelona y su área metropolitana, la Conselleria destaca que se está constatando que se mantiene la evolución a la baja de los factores de riesgo epidemiológico –incidencia de nuevos casos y tasa reproductiva efectiva– y que se ha impulsado la capacidad de diagnóstico y seguimiento de casos con pruebas PCR.

El paso a la fase 1 de Barcelona y su área metropolitana (AMB) afectaría a casi 5 millones de habitantes y sería un avance muy positivo para la economía de las poblaciones, que desde hoy trabajan a medio gas por las restricciones de seguridad ante la propagación del virus.

APROBACIÓN DE COLAU Y COLLBONI

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha expresado su apoyo a esta propuesta, asegurando querer "seguir avanzando" siendo "responsables y prudentes".

La líder de los comunes en la capital catalana ha agradecido el "comportamiento de la ciudadanía", afirmando que la propuesta de pasar de fase es "factible" y tiene en cuenta la buena evolución de los datos epidemiológicos en la ciudad.

Por su parte, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado que "la ciudad no solo está preparada, sino que tiene ganas de ponerse en marcha, levantar persianas y, en la medida de lo posible, de recuperar una nueva normalidad".

FASE 1

La Fase 1 trae importantes medidas de desescalada en las zonas que se encuentran en este escenario. Lo más novedoso es que los ciudadanos tendrán libertad de circulación en dichos ámbitos para poder hacer actividades comerciales, practicar deporte y reunirse con otras personas. 

En cuanto a la economía, en esta fase decretada por el Gobierno reabren los comercios minoristas de hasta 400 metros cuadrados de superficie siempre y cuando no estén en centros comerciales, que seguirán cerrados al público.

FASE 0,5

Hace una semana la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona acordaron que dichas zonas no avanzaran de fase por miedo a un brote, pero sí reclamaron una flexibilización de la fase 0. Por este motivo se decretó la llamada fase 0,5 que ha permitido abrir tiendas sin cita previa, centros de culto y museos con un tercio de aforo, además de incrementar la presencia de familiares en los velatorios hasta 10 personas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.