ARCHIVADO EN:

La Realidad Aumentada (RA) es el conjunto de tecnologías que permite la visión del mundo real enriquecido de información adicional, gracias al uso de un dispositivo externo. El doctor Juanjo Torrent tuvo la idea de incorporar esta tecnología en los quirófanos como apoyo en intervenciones en vivo.

Así nace el proyecto REALQUIRUR, encabezado por el J Torrent Institute (establecido en el Hospital El Pilar del Grupo Quirónsalud en Barcelona), junto con el Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE), y que ha recibido una financiación de más de 200.000 euros del Centro Para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) para los próximos dos años.

RA EN EL QUIRÓFANO

La RA es una tecnología madura que se encuentra en pleno crecimiento comercial y estratégico multisectorial. Mediante el uso de elementos externos, el usuario puede ver información añadida a la realidad con la que puede incluso llegar a interactuar.

Cuando el doctor Juanjo Torrent, ginecólogo especialista en cirugía oncológica del Hospital El Pilar, descubrió esta tecnología pensó en la posibilidad de incorporarla como apoyo en cirugías abiertas. Durante una intervención “para llegar al tumor el cirujano mueve elementos clave como el mismo tumor, vasos sanguíneos etc… Mi idea era incorporar a las imágenes que obtenemos a través de un TAC o una resonancia, imágenes en realidad aumentada”, declara.

Con la incorporación de la RA al quirófano, el cirujano puede “consultar elementos clave en la operación tales como tumores, vasos especialmente sensibles o similares, con objeto de aumentar la eficacia de la cirugía evitando daños, reiteraciones o búsquedas ahora poco evitables o incluso imprescindibles".

UNA IDEA REVOLUCIONARIA

El doctor Torrent planteó el proyecto a los investigadores del CIMNE y decidieron aceptar el reto. Es una iniciativa totalmente nueva: actualmente no existe ningún modelo basado en RA capaz de simular imágenes en tiempo real procedentes de pruebas efectuadas a pacientes.

El objetivo de este proyecto es que en pocos años sea una herramienta de apoyo en los quirófanos. "Tal como estamos trabajando, es factible que en menos de un año podamos empezar a probar las gafas de realidad aumentada en quirófano en cirugías hepáticas" afirma el Dr. Eduardo Soudah, Prof. Dr. Ing. Industrial.

Aunque se trate de un proyecto complejo, Soudah es positivo: “Es necesario simular, con la precisión suficiente, la deformación de los órganos, de los tejidos que el cirujano manipula, en tiempo real, mientras éste opera. La velocidad de comunicación es simple, el cálculo en tiempo real es el gran reto”.

EL INICIO DE UNA GRAN IDEA

En un comienzo el modelo se desarrollará en cirugías hepáticas. El hígado es el órgano más homogéneo del cuerpo humano y plantea menos dificultades a la hora de desarrollar los cálculos. En poco tiempo, confirma el doctor Torrent, esperan " avanzar y aplicarla a diferentes órganos de cuerpo".

La aplicación de la RA en medicina está todavía está por descubrir. Ya ha comenzado a dar sus primeros pasos en materia de educación quirúrgica y rehabilitación de pacientes. Quizás en un futuro puedan darse otros usos como operaciones a distancia, ya que la tecnología permite “ayudar a operar viendo exactamente lo mismo, por lo que te pueden guiar con precisión en intervenciones desde otra parte del mundo” comenta el doctor Torrent.