La hiperplasia prostática benigna es un agrandamiento no canceroso de esta glándula. Se trata de un trastorno que tiene una alta prevalencia, del 50%, entre hombres con edades entre los 50 y los 60 años. En los hombres mayores de 80 años, el porcentaje asciende hasta el 90%. Además, se espera que en los próximos años aumentará al mismo ritmo que el envejecimiento de la sociedad.

A pesar de no ser una enfermedad que ponga en riesgo la vida del paciente, el tratamiento que hasta hace poco se aplicaba podía causar complicaciones nada deseadas. Las técnicas clásicas como la cirugía abierta o la resección transuretral de la próstata tienen efectos secundarios como la incontinencia urinaria, sangrado que requiera transfusión o la disfunción eréctil y la eyaculación retrógrada.

Dispositivo de la técnica i-TIND

Dispositivo de la técnica i-TIND

TRATAMIENTO PIONERO EN ESPAÑA

El Hospital Quirónsalud Barcelona se posiciona entre los pioneros en España incorporando una nueva técnica, mucho menos invasiva, que preserva la función eyaculatoria en el 100% de los casos. El doctor Enrique Rijo, miembro del Equipo de Urología y responsable de la Unidad de Próstata del Servicio de Urología del Hospital Quirónsalud Barcelona, ha sido el primero en emplear la técnica i-TIND en Cataluña realizando los primeros casos en julio de 2019.

De este modo, el hospital amplía de nuevo su cartera de soluciones para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, después de haber incorporado recientemente las técnicas de Aquablation y Rezum. Este método no compite con las anteriores técnicas, sino que completa el abanico de opciones para ofrecer el tratamiento más adecuado en función de las características de cada uno de los pacientes.

RÁPIDO, SEGURO Y EFICAZ

La técnica i-TIND consiste en colocar un dispositivo de forma temporal a manera de "muelle", que moldea el interior del adenoma de próstata y el cuello vesical para corregir la obstrucción. Es una intervención muy sencilla que solo dura unos cinco minutos . Permite al paciente recuperar la función miccional en solo unos días sin afectar a la erección ni a la continencia urinaria, además de preservar la función eyaculatoria en el 100% de los casos.

"Su mayor ventaja es que se lleva a cabo de forma ambulatoria con anestesia local y sedación, de forma rápida y sencilla, evitando los riesgos de una intervención convencional, explica el Dr Rijo y añade, además, que “no requiere que el paciente tenga que llevar una sonda tras la intervención ya que su planteamiento es completamente diferente y muy conservador".

TÉCNICAS QUE PRESERVAN LA EYACULACIÓN

Algunas técnicas resultan poco invasivas como la vaporización o la enucleación prostática con láser pero pueden afectar a la eyaculación. Por eso, en los últimos años, se ha avanzado en el desarrollo de nuevas técnicas que eviten este problema. 

"Técnicas como el Aquablation, el Rezum y ahora el i-TIND se distinguen de otras alternativas en que son capaces de preservar la eyaculación, algo que muchos pacientes consideran importante. Se trata de tres técnicas totalmente distintas, complementarias unas con otras y por tanto con perfiles de pacientes diferentes", concluye el Dr. Rijo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.