La investigación es una de las principales herramientas que existen hoy en día para tratar de ganar la batalla contra el cáncer. Gracias a ella, y según los datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la supervivencia ha mejorado un 20% durante los últimos 20 años. El de próstata es el segundo tumor más común entre los hombres y afecta principalmente, a los de edad avanzada. Un informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) pronostica que al final de este 2021 se habrán diagnosticado más de 35.000 nuevos casos de cáncer de próstata en nuestro país.

Es, junto al de mama, pulmón y colorrectal, el tumor con mayor incidencia en la población masculina, pero el índice de supervivencia es de los más elevados gracias a la detección precoz. La mayoría de los casos afecta a hombres que superan los 65 años. Sus síntomas más comunes son alteraciones en la micción (aumento o disminución de la frecuencia), dolor al orinar, sangre en la orina o en el líquido seminal, e incluso disfunción eréctil.

ALTO ÍNDICE DE SUPERVIVENCIA

En la actualidad, la inmensa mayoría de casos (90%) se diagnostica en estadios iniciales, mientras que sólo el 10% corresponde a casos avanzados (metastásicos). En estadios iniciales, el cáncer de próstata es curable en una gran mayoría de casos mediante técnicas como vigilancia activa, extirpación quirúrgica de la próstata o la radioterapia, con o sin hormonoterapia.

En los últimos años se han producido importantes avances sobre los diferentes procedimientos  que han mejorado la supervivencia de los pacientes. Entre ellos, destaca la aparición de la protonterapia, que no ha formado parte hasta ahora de la terapia habitual dado que los tratamientos con fotones y otras técnicas de alta precisión han demostrado una gran eficacia con un saldo de toxicidad mínimo.

RADIOTERAPIA MÁS PRECISA

Entre los tratamientos más avanzados se encuentra la protonterapia, una técnica exacta y precisa de radioterapia que utiliza haces de protones para tratar tumores minimizando la irradiación de tejidos sanos. Hasta ahora, las alternativas han sido la quimioterapia (en enfermedad avanzada), la radioterapia con fotones y la cirugía, que ofrecían resultados de supervivencia bastante aceptables.

La investigación médica y los avances tecnológicos posibilitan una nueva técnica que desprende mejores resultados. La protonterapia, que ha llegado a España hace casi dos años gracias a Quirónsalud, está indicada para tratar tumores próximos a órganos vitales que requieren ser preservados, como los cercanos al tronco cerebral, a la vía óptica, a la médula espinal, tumores del área de cabeza y cuello y en tumores pediátricos.

ATACA DIRECTAMENTE AL TUMOR

Esta tecnología utiliza partículas pesadas (protones) en lugar de rayos X o electrones. La intensidad modulada del haz de protones se adapta de manera óptima a la forma del tumor, lo destruye y hace que las células cancerosas no puedan reproducirse. Es una técnica especialmente recomendada en oncología pediátrica, ya que permite preservar mejor los tejidos, que aún están en proceso de crecimiento, y reducir los efectos secundarios.

PROTEUS ONE: TECNOLOGÍA PUNTERA

Quirónsalud ha elegido un equipo denominado Proteus One para su Centro de Prontonterapia de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Este grupo hospitalario ha sido pionero por traer a España la terapia de protones para el tratamiento del cáncer, ya que el centro ha sido el primero de sus características en España, tanto en la sanidad pública como privada. Se trata de una innovadora técnica, menos agresiva que la radioterapia tradicional y con menos efectos secundarios, que está especialmente

"El haz de protones deposita la mayor parte de su energía en el tumor, preservando mejor el tejido sano circundante. Unido a su mayor eficacia biológica posibilita la realización de tratamientos más efectivos y que se puedan suministrar dosis más altas al paciente”, ha explicado el Dr. Raymond Miralbell, director científico del Centro Protonterapia Quirónsalud.

UNA SALA MULTIFUNCIONAL

Esta máquina se basa en un acelerador de la familia de los ciclotrones adoptado por el 70% de los centros que ofrecen esta terapia en el mundo. Incorpora un sistema de escaneado del tumor para facilitar al médico la impartición de la dosis más adecuada.  Es un sistema único y compacto (una sola sala) de tratamiento que es fácil de instalar, integrar y manejar.

A diferencia de los sistemas convencionales de terapia de protones, reúne en una sala multifuncional toda la tecnología necesaria para el tratamiento. Tiene capacidad para tratar entre 300 y 350 pacientes al año. Su diseño es ergonómico y prima la comodidad y la accesibilidad. Está equipado con los sistemas más avanzados para la toma de imágenes en 3D (como radiografías estereoscópicas, tomografía de haz cónico y escaneado de superficie en tiempo real), además de dispositivos de monitorización que permiten sincronizar el tratamiento con la respiración del paciente.

ASÍ FUNCIONA

El paciente que acude al Centro de Protonterapia de Quirónsalud es asesorado por un comité multidisciplinar formado por profesionales de diferentes centros del grupo, que analizará su caso detenidamente y establecerá un plan de tratamiento totalmente personalizado. Posteriormente, el paciente acude a la primera consulta médica, donde su oncólogo radioterápico le explicará con detalle en qué consistirá el tratamiento.

Tras la consulta, al paciente se le realizará un escáner TC de alta definición llamado de planificación. También se le diseñará un sistema de posicionamiento más adecuado a medida que tendrá que emplearse en cada sesión. Una vez comience el tratamiento propiamente dicho, el sistema avanzado ProteusOne, localiza el tumor y suministra desde cualquier ángulo este haz de protones. Típicamente la sesión tiene una duración de unos 25 minutos.

Como es habitual en el proceso de tratamiento de radioterapia, el paciente tendrá sus controles semanales como revisiones posteriores coordinadas con los departamentos de referencia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.