La Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha empezado a desarrollar test rápidos para detectar el Covid-19, uno de los proyectos que la universidad ha puesto en marcha en el marco de la campaña de micromecenazgo para ayudar a financiar proyectos relacionados con el coronavirus.

Se trata de proyecto InstaCOVID19, liderado por la responsable del grupo de investigación en Nanomedicina y Materiales Biomédicos integrativos de la UPF, Pilar Rivera Gil, que se desarrolla junto a la Unidad de Innovación de la UPF y la empresa Serstech y cuyos responsables esperan obtener resultados en unos seis meses.

DETECCIÓN ULTRARRÁPIDA

El test permite "identificar individuos aparentemente sanos" que constituyen el principal factor de transmisibilidad del virus y que, por tanto, "son un factor crucial para evaluar la evolución de la enfermedad" ha añadido Gil.

La universidad ha señalado que son varias ventajas de este kit diagnóstico respecto de otros métodos, como la movilidad, puesto que es posible configurar las pruebas fácilmente en cualquier lugar. También permitirá la detección de una manera ultrarrápida y ultrasensible puesto que el proceso de detección se lleva a cabo en unos 20 o 30 minutos.

La indicación clara sobre la infección que ofrece el test facilita que el personal no entrenado que realiza la prueba obtenga una respuesta inequívoca del instrumento, ha señalado la UPF.

PODRÁ DETECTAR OTRAS AMENAZAS VIRALES Y BIOLÓGICAS

Asimismo, el método se puede adaptar fácilmente para detectar mutaciones de SARS-CoV-2 u otros virus, como la gripe común, las amenazas virales u otras amenazas biológicas.

El proceso consiste en recoger la muestra nasofaríngea del paciente, que se introduce en uno de los espacios de las placas, se añade el sensor InstaCOVID19 y mediante el escaneo automatizado con un lector se obtiene una respuesta inmediata en la pantalla del dispositivo, ha señalado la universidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.