El equipo médico de la Unidad de Cadera del Departamento de Cirugía ortopédica y Traumatología del Hospital Universitari Dexeus (ICATME), liderado por el doctor Manel Ribas, ha publicado, en el último número de la Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (RECOT), la primera gran serie en el sur de Europa de casos de osteotomía periacetabular mediante técnica mini-invasiva en el tratamiento de la displasia de cadera residual.

Se trata de una investigación retrospectiva sobre 131 pacientes intervenidos mediante esta técnica en el Hospital Universitari Dexeus, entre los años 2007 y 2016. El estudio concluye que la osteotomía periacetabular mediante el abordaje mini-invasivo permite restaurar la cobertura del acetábulo y corregir la displasia. De este modo se consigue una mejora de la capacidad funcional y la calidad de vida de los pacientes intervenidos.

DISPLASIA RESIDUAL DE CADERAS

El doctor Ribas, explica que la displasia residual de cadera es una patología más común de lo que se cree. “Al terminar el crecimiento, la cabeza del fémur, por diferentes causas, puede no haber quedado bien cubierta por el acetábulo”.

Según el doctor, se produce inestabilidad de la cadera y la alteración de una serie de estructuras estabilizantes “que a la larga producen dolor y pérdida de capacidad funcional, lo que nos lleva a la necesidad de implantar una prótesis". 

ABORDAJE CLÁSICO

En las últimas décadas ha habido diversas tentativas de intentar restablecer estas caderas, pero no es hasta el año 1988 cuando el doctor Ganz de la Universidad de Berna desarrolló una técnica capaz de corregir esta patología. 

Se trata de una osteotomía periacetabular que a través de cuatro cortes alrededor del acetábulo permite rotarlo. De esta manera se proporciona más cobertura a la cabeza del fémur y recupera el contacto del cartílago natural del paciente entre el acetábulo y el fémur, protegiendo la articulación.

CORTES CIEGOS

En 2003 Ribas fue el primer cirujano español en realizar esta técnica. Con el objetivo de seguir mejorando, en 2007 realizó la primera osteotomía periacetabular mediante técnica mini-invasiva en el recién estrenado Hospital Universitari Dexeus.“Este nuevo abordaje quirúrgico consiste en realizar una serie de cortes ciegos, que se visualizan con la ayuda de un equipo radiológico en el quirófano”, explica el doctor.

De esta manera se evita el músculo: “Así conseguimos menos sangrado, menos tiempo quirúrgico, menos dolor post-operatorio, una rápida recuperación funcional y una mejora estética respecto a la anterior técnica", describe Ribas.

MEJORA DE LOS RESULTADOS FUNCIONALES

Según explica el doctor Luis Ramírez Núñez, cirujano de la Unidad de cadera y primer firmante del estudio, los pacientes tratados con esta técnica consiguieron una correcta cobertura acetabular "con escasas complicaciones y con una mejora importante de los resultados funcionales".

"Cuatro años después de someterse a la operación, el 98% de los pacientes no necesitaron realizarse ningún otro procedimiento ya que la intervención había solucionado totalmente la displasia" añade.

INFRA DIAGNOSTICADA

El doctor Ribas afirma que es importante ser capaces de diagnosticar y tratar la displasia residual ya que es una patología infra diagnosticada y de enorme confusión con otras patologías de la cadera como la lesión de choque acetabular "y requiere un tratamiento diferenciado".

La Unidad de cadera del Hospital Universitari Dexeus es un referente en la realización de esta técnica que se realiza de forma habitual. Desde la primera intervención del doctor Ribas se han realizado cerca de 500 cirugías mediante esta técnica.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.