La oposición ve extraña, electoralista y ficticia la propuesta de Ada Colau de crear una dentista municipal. La iniciativa, que los grupos municipales han conocido a través de la prensa, se tiene que votar la próxima semana en la Comisión de Derechos Sociales, y por ahora el gobierno no ha entregado a los partidos de la oposición ningún tipo de documentación, apuntan distintas fuentes.

A la espera de conocer más detalles sobre el proyecto, fuentes del PSC han subrayado que la iniciativa les parece "una improvisación electoralista" y se han mostrado extrañados de que la empresa que gestiona los aparcamientos municipales, Barcelona de Serveis Municipals, ahora vaya a hacer clínicas dentales. Los socialistas afirman que estarán muy atentos a lo que digan los sectores profesionales y la Generalitat.

MEDIDA FICTICIA

El concejal del PP, Javier Mulleras, se ha pronunciado en terminos parecidos al PSC. Mullleras ve la iniciativa "ficticia y electoralista". En su opinión, estas medidas corresponden a la Generalitat y ha acusado a la alcaldesa de iniciar su campaña a las municipales, y para ello no ha dudado utilizar "la demagogia una vez más". Para Mulleras, Barcelona en Comú "busca el titular fácil sin tener nada cerrado. Colau está más preocupada en ganar votos que en proponer medidas reales". 

Desde las filas de Ciutadans, la regidora Carina Mejías opina que este nuevo invento de Colau responde a un acto de desesperación ante el fracaso de sus políticas. "Entendemos la necesidad de ayudar y proteger a los más vulnerables, pero ni siquiera sabemos en qué consiste el servicio, de dónde saldrá el dinero para financiarlo ni cuáles serán las condiciones para prestar el servicio". Mejías ha añadido que a cuatro meses de las elecciones, "estamos ante una nueva medida electoralista que compromete [económicamente] la siguiente legislatura". 

La regidora del PDeCAT, Sònia Recasens, señala que el proyecto del dentista será "inviable e insostenivble" porque será incapaz de ajustarse a la demanda, y cree que sería más inteligente ampliar la oferta a través de la tarifación social para que las personas con menos recursos puedan acceder a los servicios odontológicos. Recasens quiere conocer los estudios económicos y de mercado que avalan los precios avanzados por Colau -estarán un 40% de las tarifas del mercado actuales- porque los ve insostenibles. La edil duda también de que exista un consenso real con el sector y los colegios profesionales.

LOS DENTISTAS, EL LUNES

Precisamente, distintas fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han asegurado que las intenciones de Colau no han gustado al Colegio Oficial de Odontólogos y Estamatólogos de Catalunya (COEC). Requerido por este medio, el colegio ha asegurado que se posicionará el próximo lunes a través de un comunicado. Metrópoli Abierta ha intentado también sin éxito obtener la opinión del presidente del COEC, Toni Gómez.