ARCHIVADO EN:

El Hospital Universitari General de Catalunya (HUGC) es el centro privado pionero en España en la utilización de una técnica no quirúrgica para el cierre del foramen oval permeable (FOP). El equipo de cardiología del Hospital Universitari General de Cataluya ya ha realizado un total de seis cierres de FOP con este sistema, que se realiza con sutura y no requiere la colocación de prótesis, y es de gran efectividad y ventajoso para el paciente.

EL FOP AFECTA AL 30% DE LA POBLACIÓN ADULTA

El foramen oval es una abertura en la pared del tabique que separa las dos aurículas del corazón que, durante la vida intrauterina, permite el paso de la sangre oxigenada desde el cordón umbilical hasta la circulación sistémica del feto sin tener que pasar por el pulmón. Normalmente, esta comunicación entre las aurículas se va cerrando progresivamente después de nacer o bien con las primeras respiraciones. Aproximadamente en un 30% de la población adulta el cierre interauricular total no se produce, persistiendo un FOP.

PIONEROS EN LA TÉCNICA

Esta alteración no produce síntomas en la mayoría de pacientes con lo que, de entrada, no debe tratarse. Sólo se recomienda su cierre en los casos en que el FOP se acompaña de la aparición de un ictus de causa desconocida (ictus criptogénico).

Esta técnica se denomina Noblestitch. Se trata de un sistema percutáneo (a través de catéteres) que sirve para la liberación y fijación de suturas que permiten el cierre del Foramen Oval Permeable. Se utilizan tres catéteres: uno coloca la primera sutura a través del septum secundum, otro coloca la segunda sutura a través del septum primum, y el último dispositivo permite cerrar el FOP uniendo las dos suturas, fijándolas con un pequeño nudo.

La técnica utilizada en el Hospital Universitari General de Catalunya, denominada Noblestitch, es de mayor complejidad que las empleadas hasta el momento y ofrece múltiples ventajas para el paciente. Al no implantarse ningún dispositivo metálico, no existe el riesgo de alergia a los metales; no requiere terapia antiplaquetaria u otro tratamiento médico; no hay riesgo de dislocación ni erosión; el riesgo de trombosis es mínimo; la tasa de arritmias se reduce y permite futuros procedimientos.

REDUCE EL TIEMPO DE RECUPERACIÓN

En este sentido, el Dr. Xavier Freixa, uno de los cardiólogos intervencionistas del HUGC que realiza esta técnica, destaca que el septum interatrial, zona en la que se sutura o coloca la prótesis para el cierre del FOP, representa una vía de acceso muy importante de cara a futuras intervenciones con catéter sobre otras estructuras cardíacas. De esta manera, el hecho de no tener una prótesis metálica va a facilitar su acceso y cruce de cara al futuro.

La llegada de nuevas técnicas mínimamente invasivas está revolucionando el campo de la cardiología intervencionista, explica el Dr. Freixa. El Hospital Universitari General de Catalunya es pionero en la incorporación de las técnicas más avanzadas para ofrecer a sus pacientes soluciones transcatéter que no requieren herida quirúrgica y que reducen los tiempos de recuperación y los riesgos de infección.