Ser o no ser madre (todavía), esa es la cuestión. Presiones laborales, no haber encontrado pareja, inestabilidad económica o simplemente no sentirse preparada. Los motivos para ir postergando el deseo de ser madre pueden ser muchos y muy variados. Pero cuidado, retrasar no es lo mismo que dejar en el olvido. El sueño de ser madre es algo que se puede dejar planificado para que, en un futuro, se pueda llevar a cabo en las mejores condiciones posibles.

 

España es el país de la Unión Europea donde se registra un número mayor de mujeres que han tenido su primer hijo después de los 40, según Eurostat. Los análisis recogen también preocupantes datos de natalidad en todo el continente, en los que los nacimientos no logran el reemplazo generacional.

GANANDO POPULARIDAD

Sin embargo, hay esperanza. Muchas mujeres están ganando ventaja al paso del tiempo gracias a la la congelación de óvulos.  Se trata de una manera de retrasar el embarazo que cada vez está ganando más popularidad. En el Hospital Quirón Barcelona, por ejemplo, se ha doblado la demanda para vitrificar los óvulos en un período de tan solo cinco años.

La técnica sirve para preservar, en buen estado, los óvulos maduros de una mujer. Se hace mediante un proceso de congelación ultra-rápida en la que los óvulos se sumergen en nitrógeno líquido a -196Cº. Así, en el momento que se desee iniciar un proceso de fecundación, las células habrán permanecido inalteradas.

¿CÓMO SE CONGELAN LOS ÓVULOS?

Infografía sobre vitrificación de óvulos + FIV

Infografía sobre vitrificación de óvulos + FIV /1

En la imagen se puede apreciar el proceso de la vitrificación de óvulos, hasta el punto 3. De este modo, permanecen congelados hasta que la mujer encuentra el momento adecuado para quedarse embarazada.

Una vez decidido, siempre y cuando la mujer no supere los 50 años, puede iniciarse el proceso de fecundación in vitro, punto 4 en la imagen, previa revisión de un ginecólogo.

Infografía sobre vitrificación de óvulos + FIV /2

Infografía sobre vitrificación de óvulos + FIV /2

 

PLANIFICAR LA MATERNIDAD

La edad, obviamente, es el factor crucial a tener en cuenta al iniciarse en la aventura de la maternidad. La reserva ovárica va descendiendo considerablemente a medida que pasan los años. Pero ¿ Hay una edad indicada para congelarse los óvulos? Como explica el Dr Ramón Aurell, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quirón Barcelona, “La edad cronológica de una mujer no coincide necesariamente con su edad biológica”, y destaca que  “En la primera el factor determinante es el año de nacimiento, mientras que la segunda se valora en función de la reserva ovárica”.

La Unidad, coincidiendo con su décimo aniversario, está llevando a cabo una campaña de concienciación social para planificar la maternidad. Así, realizando una sencilla visita médica de asesoramiento y la realización del Test de Fertilidad, la mujer puede conocer su reserva ovárica y tomar decisiones respecto a cómo enfocar la maternidad.

El Test se basa en una analítica en sangre que determina el nivel de la hormona antimülleriana (AMH). Este es un indicador muy fiable para conocer el número de óvulos del que dispone una mujer. A mayor nivel de AMH, mayor es también el número de óvulos. Esta analítica se puede realizar en cualquier momento del día y del ciclo menstrual.

RESULTADOS POSITIVOS

Hasta el momento más de 150 mujeres han acudido a realizarse el test de fertilidad, y el 64% de ellas son menores de 35 años. La campaña está teniendo un efecto muy positivo ya que ya ha habido un descenso en la edad de las mujeres que se preocupan por su fertilidad. Sin embargo la media de edad todavía oscila la media de edad está entre los 37 -39 años.

 “Este dato todavía no es el óptimo ya que la mejor edad para realizar la vitrificación de óvulos está por debajo de los 35 años”, explica el Dr Aurell.

TÉCNICAS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

En la última década la Unidad de Reproducción Asistida de Hospital Quirón Barcelona, ha logrado mejorar en técnicas como vitrificación de embriones. Así destacan los resultados en la trasferencia de embriones congelados casi iguales a los obtenidos en la transferencia de embriones en fresco.

También ha apostado por la transferencia de un único embrión. Con esta técnica se ha reducido la tasa de embarazo múltiple que “ puede llegar a ser un problema sobre todo en mujeres mayores de 40 años”, explica el Dr. Aurell.

En cuanto al equipamiento, el Hospital, ha implementado los últimos avances tecnológicos introduciendo Incubadoras de monitorización continua, que permiten visualizar los embriones sin abrirlas, consiguiendo de esta forma no alterar la incubación.