La residencia de gente mayor de la Fundació Casa Asil del barrio de Sant Andreu es la más castigada por el coronavirus en Barcelona. Veinte ancianos de los  cerca de 200 que viven en el centro han muerto en las últimas semanas a causa de la epidemia. 

Los bomberos de Barcelona han desinfectado este sábado el equipamiento y han distribuido los usuarios, según avanza la televisión local Betevé. El teniente de alcalde del Ayuntamiento, Albert Batlle, avisaba ayer por la tarde que podría haber más muertos entre las personas mayores de la residencia.

SITUACIÓN DRAMÁTICA

En el interior, los bomberos han encontrado ancianos sin vida, otros vivos, sedados, y han separado los que estaban contagiados. "Es una situación dramática", ha descrito Batlle, que ha recordado que los 500 efectivos del cuerpo de bomberos y 2.800 de la Guardia Urbana trabajan al servicio de la emergencia sanitaria actual. 

Esta semana, han muerto otras cinco personas de avanzada edad en la residencia Marvi Park, en el barrio del Clot. El ejército colabora desde el viernes en las tareas de desinfección de varios centros de personas mayores en Barcelona. El jueves, la Generalitat cifrava en 310 los contagiados. En toda Cataluña, 64.093 mayores viven en residencias. Al menos 94 de ellas, de un total de 1.073, tienen positivos en sus instalaciones

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.