El nombre técnico no es muy conocido: litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC). Sin embargo, se trata de uno de los procedimientos más habituales y efectivos que se realizan para tratar la mayoría de litiasis renales, o como lo que se llama comunmente, piedras en el riñón. La técnica se basa en la fragmentación de cálculos renales mediante ondas de choque.  

Se trata de un proceso totalmente indoloro, que se realiza de forma ambulatoria, no invasiva y que no requiere anestesia de ningún tipo. En este sentido, el Servicio de Urología del Hospital Universitari General de Catalunya cuenta con uno de los mejores equipos de litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC) para el tratamiento de esta patología. El encargado de llevar a cabo el doctor José María Urmeneta Sanromá, urólogo especialista en litiasis renal con una gran experiencia en este tratamiento por ondas de choque.

¿QUÉ CAUSA LA LITIASIS?

La litiasis renal es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias. Según los datos de la Sociedad Española de Urología, la litiasis renal es una patología sumamente frecuente, que afecta entre 5 y el 12% de la población de los países industrializados y resulta más frecuente en los hombres.

El equipo que ha incorporado el HUGC es el único existente en las comarcas del Vallès y, al mismo tiempo, en toda Cataluña fuera de Barcelona, hecho que contribuye a que los pacientes no tengan que desplazarse hasta Barcelona para realizar este tratamiento.

¿EN QUÉ CONSISTE LA LITOTRÍCIA?

A través de esta técnic - la fragmentación de cálculos en la vía urinaria superior (riñón y uréter)- mayores de 5 mm de diámetro, los cálculos se convirtien en restos expulsables de forma espontánea, para ello utiliza las ondas de choque.

Inicialmente, cuando se inventó la técnica, se realizaba a través de una bañera. No obstante, con los últimos y modernos equipos tecnológicos con los que cuenta el hospital, se aplica en seco en una camilla y con el paciente sedado para evitar molestias. Las ondas atraviesan el cuerpo hasta golpear los cálculos renales y fragmentarlos en pedazos diminutos que, posteriormente, serán expulsados por la orina.

¿CUÁNTO DURA?

El procedimiento dura entre 45 y 60 minutos y se realiza bajo sedación, de forma ambulatoria y se puede aplicar en la mayoría de los cálculos renales y ureterales, siendo el tratamiento de elección para los que miden entre 5 y 20 mm. Este tratamiento puede repetirse en más de una ocasión y es de rápida recuperación.

La litotricia presenta una gran ventaja respecto al tratamiento quirúrgico de litiasis renal, al ser mucho menos invasivo.

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.