ARCHIVADO EN:

París es la ciudad del amor, de la moda, sus idílicas calles fascinan a todos los turistas y la elegancia de sus ciudadanos y sus monumentos la han catapultado a ser uno de los destinos predilectos de Europa. Pero París cuenta con un grave problema: la suciedad, si hace unas semanas hablábamos de los ingeniosos contenedores que el ayuntamiento ha tenido que implementar en sus calles para evitar la reproducción masiva de ratas, ahora el problema se agrava con una impresionante plaga de pulgas. 

UNA GRAVE PLAGA

Según ha avanzado la CNN, la policía de París se ha visto obligada a cerrar una estación policial, ubicada en el noroeste de la ciudad, tras comprobar que millones de pulgas habían invadido el espacio. Los sindicatos de policías aseguraron que la situación se había agravado en los últimos días y que la estancia en la estación se había vuelto insostenible y absolutamente insalubre. 

PROBLEMAS MÉDICOS

A pesar de la intervención de una compañía de control de plagas, el problema ha continuado persistiendo, los expertos han asegurado que el lugar necesita una desinfección exhaustiva y completa, y que hasta que no se realice nadie podrá entrar en el lugar. Algunos de los agentes que trabajaban allí han tenido que buscar tratamiento médico por múltiples picaduras de pulgas y los servicios médicos han asegurado que algunas familias de los agentes también podrían estar contaminadas.