El Instituto Hospitalario Universitario de Marsella ha comunicado el descubrimiento de una nueva variante del covid-19, a la que ha bautizado con las siglas de su propio centro, IHU. Tiene 46 mutaciones y se han detectado ya varios casos en Francia. La OMS ya está vigilando su evolución.

La variante IHU es, además, una derivada de otra que se encontró a finales de septiembre de 2021 en la República del Congo, la B.1.640, y que fue detectada por primera vez en un paciente que había viajado desde Camerún y que infectó a 12 personas más. De hecho, los casos registrados en Francia se concentran en la localidad de Forcalquier, en el departamento de Alpes de Alta Provenza, y se relacionan con viajes a este país africano.

LA NUEVA VARIANTE NO PREOCUPA, DE MOMENTO

Actualmente, las infecciones por IHU representan un 1% del total de las diagnosticadas entre los pacientes franceses. La nueva variante ya está "bajo supervisión", pero expertos como Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS, piden relativizar la preocupación porque, de momento, "no está circulando muy activamente".

A pesar de estar a la espera de los estudios exhaustivos para determinar su peligrosidad, al parecer IHU es "una cepa menos activa", aunque se asocia a un posible aumento de la transmisión del virus, incluso por encima de ómicron. Pese a ello, la comunidad científica no ha hallado aún suficientes casos para determinar su alcance.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.