ARCHIVADO EN:

El jefe de la unidad de tratamiento del Covid-19 en el Hospital del Mar de Barcelona, Robert Güerri, considera que en otoño la situación de propagación del coronavirus "será grave". Este doctor catalán argumenta que, cuando bajen las temperaturas y la gente se encierre en lugares interiores, la transmisión "será más afectiva".

En unas declaraciones a RAC1, el infectólogo del centro sanitario barcelonés dice tener la sensación de que en las diversas administraciones "hay falta de planificación" con respecto a cómo hay que actuar contra la pandemia.

ERRORES EN LA DESESCALADA

Según Güerri, "en el momento en que bajen las temperaturas y estemos en lugares interiores, la transmisión puede ser mucho más efectiva y con cargas virales más altas" que ahora mismo, y si a esto se le suma la gripe estacional "la situación puede ser muy grave".

En pleno verano, "la situación, aunque no es buena, es mejor que la que habrá en pocos meses", motivo por el que el doctor Güerri considera que "tenemos que prepararnos ahora".

Ha explicado también que, si bien "la temperatura y el calor influyen en la transmisión, hay otros factores, como el distanciamiento social, y esto es lo que nos ha fallado, cuando se levantó el confinamiento todos salimos a la calle en tromba".

SITUACIÓN CONTROLADA EN EL HOSPITAL

Güerri se ha mostrado crítico con las administraciones y ha indicado tener "la sensación" de que "las decisiones políticas se toman sin planificación", algo que le sorprende, "Nosotros como hospital hacemos un plan de contingencia con una serie de escenarios y, en cambio, la impresión que se transmite desde las administraciones es que no había planificación global, al menos hasta ahora", ha comentado.

Sobre la situación concreta del Hospital del Mar, ha precisado que ahora hay nueve enfermos de coronavirus en las UCI, que son el 50% del total" de camas que hay disponibles, mientras que en planta tienen a 28 pacientes.

CAMBIO DE PERFIL DEL ENFERMO

El perfil de los ingresados ha ido cambiando con el paso del tiempo, ha corroborado este mismo responsable sanitario, ya que en marzo eran personas mayores de 65 años, mientras que ahora son más jóvenes y la media de edad ha bajado diez años.

Con respecto a la vacuna, Güerri ha manifestado que hay diversas pruebas que "están dando buenos resultados" y que "están en fase de estudio bastante avanzado, pero aún nos quedan unos cuantos meses para poderlas suministrar".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.