ARCHIVADO EN:

El Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat ha activado una Unidad Funcional Multidisciplinaria PostCOVID-19 para responder a las necesidades asistenciales que se prevén puedan tener los pacientes que han pasado una infección por coronavirus.

El centro ha explicado este viernes que algunas de las secuelas más graves son de carácter pulmonar, como la fibrosis y otros tipos de enfermedades intersticiales.

SECUELAS

Se prevé que un porcentaje de las personas que han superado la infección puedan desarrollar algún tipo de secuela, especialmente aquellas que han necesitado de ingreso hospitalario por neumonía grave. "Se trata de un volumen de pacientes que puede ser alto y en el que podemos encontrar consecuencias negativas del Covid-19 a nivel pulmonar o de intersticio, y también otras de carácter sistémico, como afectaciones musculares o la llamada debilidad asociada a la UCI", ha asegurado la jefa del Servicio de Neumología de Bellvitge, Salud Santos.

El nuevo equipo está integrado por profesionales médicos y de enfermería pertenecientes a los servicios de Neumología, Rehabilitación, Urgencias, Enfermedades Infecciosas, Medicina Interna, Farmacia y Radiodiagnóstico del hospital y de Atención Primaria.

El Servicio de Neumología se encuentra actuando de forma proactiva para la detección precoz de posibles secuelas mediante consultas telemáticas con los pacientes 30 días después de recibir el alta para hacer un primer balance global de su estado y un control de la evolución posterior.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.