ARCHIVADO EN:

Un grupo de profesionales del Departamento de Arritmias del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon han desarrollado una nueva herramienta comercial que es capaz de identificar la localización exacta de las arritmias ventriculares antes de realizar un procedimiento de ablación. En el desarrollo de esta nueva herramienta, el Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona y la empresa de software ADAS 3D Medical SL han desarrollado, con la aportación económica de la Comisión Europea a través del plan Attract, esta nueva herramienta que consiste en un modelo de machine learning que permite correlacionar el electrocardiograma y la anatomía cardíaca.

DISCIPLINA EMERGENTE

Esta tecnología basada en el aprendizaje automático permite identificar la localización anatómica exacta de las arritmias ventriculares antes de una intervención quirúrgica cardíaca. Ahora, ha demostrado por primera vez en un estudio clínico la viabilidad de entrenar e integrar la tecnología en un software disponible comercialmente.

Se trata de una disciplina emergente que define métodos computacionales y estadísticos que permiten a los ordenadores aprender tareas basadas en datos existentes. El doctor Antonio Berruezo, director del Departamento de Arritmias y de Investigación e Innovación del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, explica que "esta nueva herramienta facilitará el tratamiento intervencionista de las taquicardias ventriculares, que producen la muerte súbita y va a permitir procedimientos más eficientes y seguros".

TAQUICARDIA VENTRICULAR SOSTENIDA

Una de las enfermedades humanas más prevalentes es el infarto de miocardio agudo, que deja como consecuencia una serie de cicatrices en el corazón del paciente afectado. Estas cicatrices están formadas por una serie de canales con miocitos supervivientes en la cicatriz, que son los que acaban ocasionando la aparición de la taquicardia ventricular sostenida. Este tipo de arritmia es la principal causa de muerte cardíaca súbita tras un infarto de miocardio agudo.

Para el tratamiento de esta patología se realiza un procedimiento que consiste en la ablación del sustrato que produce la arritmia, los canales. Esto se lleva a cabo por medio de un tratamiento invasivo eficaz que consiste en la introducción de un catéter en el corazón del paciente a través de una vena o arteria. Este catéter dispone de sensores que permiten su localización dentro del corazón, y también es capaz de registrar señales eléctricas locales que identifican el sustrato cardíaco creando un mapa electroanatómico. Posteriormente, mediante la administración de radiofrecuencia se elimina este sustrato, explica la cardióloga Beatriz Jáuregui, investigadora del proyecto.

UNA INTERVENCIÓN SEGURA Y EFICIENTE

Diferentes estudios realizados hasta la fecha por investigadores del Instituto del Corazón Teknon han demostrado que guiar la ablación mediante imágenes de cardiorresonancia aumenta la supervivencia libre de arritmia y facilita también la intervención, haciéndola más eficiente y segura.

"Estos estudios fueron los que nos motivaron a poner en marcha este proyecto MERIT-VA, que nos ha permitido ahora ser aún más eficientes y lograr desarrollar esta nueva herramienta para que esta forma de hacer las ablaciones sea exportable a otros centros en el futuro próximo", concluye el doctor Berruezo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.