Holanda es uno de los países que promovieron el consumo de tabaco, los turistas ingleses que visitaban la República Holandesa en el siglo XVII se quejaban de que el país apestaba a tabaco. Los estudiantes holandeses de la Universidad de Leiden fueron la primera generación de jóvenes en Europa en fumar tabaco y convertirlo en un hábito recreativo y social. 

En la década de 1620, la Universidad de Leiden comenzó a experimentar con el tabaco con la esperanza de que la nicotina fuera una cura para la viruela. Sin embargo, los estudiantes descartaron que el tabaco curase (o previniese) la viruela, pero sí descubrieron que esta daba un alto contenido de nicotina. En un par de décadas, fumar tabaco se convirtió en el pasatiempo nacional holandés, y el resto, como dicen, es historia.

PROPUESTAS ANTI TABACO

Pero aunque fue el primer país en consumir humo, también pretende ser el primero en dejarlo. La ciudad de Groninga está tomando la iniciativa junto a nueve instituciones, entre ellas la Universidad de Groninga, el Centro Médico Universitario de Groninga (UMCG) y Verslavingszorg Noord-Nederland (Addiction Care North Netherlands) para desterrar el humo. Segñun Roolvrij Generatie, la entidad promotora de esta idea, cada año en los Países Bajos 20,000 personas mueren a causa del humo del cigarrillo, por ello consideran necesaria y urgente una ciudad sin humo. 

Según un estudio realizado por la CBS (Oficina de Estadísticas de los Países Bajos), el 23% de la población holandesa fuma cigarrillos. El desglose de los grupos de edad es aún más alarmante: el 24,4% de los de 16 a 20 años consumen tabaco y el 38,1% de los de 20 a 30 años fuman a diario. Esa es la razón por la que Rookvrij Generatie pretende eliminar el hábito de fumar en áreas públicas.

Aún no se ha determinado el alcance de la prohibición de fumar en lugares públicos, sin embargo, muchos residentes de Groningen están respondiendo positivamente a la idea. Lo que ocurra en Groninga será un precedente para el resto del país y para el mundo. Amsterdam ya ha mostrado interés y probablemente seguirá el liderazgo de Groningen. 

BARCELONA, LEJOS DE SER UNA CIUDAD SIN HUMO

Durante la campaña electoral, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), hizo un llamamiento a todos los partidos políticos para que tuvieran en cuenta en sus programas políticos medidas que ayudaran a frenar y combatir el tabaquismo. El tabaquismo causa en España cerca de 60.000 muertes anuales y la contaminación llega a causar 10.000 y una persona que no fume y viva en contacto continuo con altos niveles de contaminación es equiparable a que fumase entre 5 y 10 cigarrillos diarios. 

Aunque durante el gobierno de Zapatero se aprobó la ley anti tabaco, todavía el 35% de la población sigue respirando humo. En Barcelona y en las demás ciudades de España, tan solo se frenó el consumo de cigarrillos en el interior de los lugares públicos y privados y en las cercanías de los lugares escolares o infantiles, por eso todavía estamos muy lejos de conseguir una ciudad sin tabaco