ARCHIVADO EN:

Cada año, tanto Barcelona como Catalunya registran una epidemia de gripe, una situación a la que este invierno todavía no se ha llegado pero que se alcanzará en los próximos días, tal y como muestran los indicadores del Plan de Información de las Infecciones Respiratorias Agudas de Catalunya (PIDIRAC). Los profesionales médicos están preocupados por la calidad de la atención que podrán ofrecer cuando aumenten todavía más los casos, pues las urgencias de muchos centros de atención primaria y hospitales, como el Vall d'Hebron, se encuentran ya colapsadas.

Así lo ha denunciado este miércoles la secretaria de Comunicación de Sanidad de CCOO de Catalunya, Maria Àngels Rodríguez, quien ha explicado a Metrópoli Abierta que "lo peor está todavía por llegar". Responsables del Hospital de la Vall d'Hebron, consultados por Efe, han admitido que sí hay pacientes en los pasillos, esperando pruebas y diagnósticos, pero han afirmado que "no se puede hablar de colapso" en su servicio de urgencias; explicaciones ante las cuales Rodríguez les ha pedido que se quiten "la venda de los ojos".

ZONA ESPECIAL DE GRIPE

Rodríguez ha comparado la situación de las urgencias de Vall d'Hebron con las de un hospital "tercermundista", con hasta 80 camas en los pasillos ocupadas por pacientes que esperan, algunos hata cinco días, que les ofrezcan una habitación para tratarles. Familiares de los enfermos explicaban este martes a Telecinco la situación de colapso e, incluso, una señora contaba cómo el paciente de al lado de su marido sacaba sangre por la boca.

Las camillas se acumulan en los pasillos y vestíbulos de urgencias del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona / HUGO FERNÁNDEZ
Las camillas se acumulan en cualquier espacio hábil de urgencias de Vall d'Hebron / HUGO FERNÁNDEZ

Desde Comisiones reclaman que se cree una zona especial de atención para los enfermos de gripe, porque en las salas de espera o pasillos de los hospitales coinciden pacientes con distintas patologías, con el riesgo que supone para ellos compartir espacio con virus potencialmente contagiosos.

COLAPSO EN LOS CAP

Tanto Metges de Catalunya como CCOO coinciden en que las urgencias de los principales hospitales de Catalunya están llenas durante todo el año, situación que se agrava cuando llega la epidemia de gripe de cada año, que la Conselleria de Sanitat catalana cifra para 2019 en 110'7 casos por cada 100.000 habitantes. La cifra actual se actualiza cada semana y el viernes pasado se situaba en 94,5 casos por cada 100.000 habitantes.

Algunos Centros de Atención Primaria (CAP) y Centros de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) de Barcelona también tienen colapsado su servicio de urgencias. Un paciente explica a este medio que el domingo se dirigió al CUAP de Cotxeres de Borbó con 39 de fiebre por la gripe. Allí le dijeron que había una lista de espera de tres horas y media, aunque finalmente, dado su estado de salud, fue atendido tras una espera de dos horas y media.