La multinacional Grifols ha llegado a un acuerdo de colaboración con múltiples instituciones y organismos estadounidenses de la salud pública para recoger plasma de pacientes ya recuperados del coronavirus, procesarlo y producir inmunoglobulinas hiperinmunes.

La compañía farmacéutica afirma que sería el primer tratamiento para combatir específicamente el nuevo Covid-19, y que el pacto incluye la colaboración en el desarrollo de estudios preclínicos y clínicos necesarios para determinar la eficacia de la terapia con inmunoglobulinas hiperinmunes anti-SARS-CoV-2 para tratar el virus.

DIAGNÓSTICO PROPIO DEL CORONAVIRUS

Por otro lado, en España la firma catalana está trabajando en un ensayo clínico con plasma de pacientes recuperados inactivado por azul de metileno y colabora con determinados centros de donación y hospitales públicos. También está colaborando con algunos centros hospitalarios en el diseño de diversos estudios clínicos para comprobar la eficacia y la potencial utilización de algunos medicamentos contra el Covid-19.

Grifols​ ha agregado que está trabajando en el desarrollo de un método de diagnóstico propio del coronavirus, con capacidad de procesar 1.000 muestras diarias y que "podría estar disponible en las próximas semanas".