ARCHIVADO EN:

Un estudio del Hospital de Sant Pau de Barcelona ha descubierto un biomarcador en sangre que permite detectar precozmente la enfermedad de Alzheimer en personas con síndrome de Down, y que podría suponer un cambio de paradigma en su diagnóstico porque es fácilmente accesible y de bajo coste, permitiendo su detección más temprana y más precisa.

El estudio, publicado en 'The Lancet Neurology' y que cuenta con el apoyo de la Obra Social La Caixa, demuestra la utilidad diagnóstica de calcular los niveles de este biomarcador -llamado NfL-, tanto en plasma como en líquido cefalorraquídeo, "con la gran ventaja de que se puede hacer en sangre y puede ahorrar una punción lumbar", ha explicado, en declaraciones a Europa Press, la neuróloga Maria Carmona.

El trabajo ha hallado este nuevo biomarcador, el NfL (cadena ligera de neurofilamentos), que tiene la misma utilidad que los del líquido cefalorraquídeo cuando se analiza en sangre, y Carmona ha detallado que se trata de un marcador asociado a la neurodegeneración, que puede estar presente en otros tipos de demencia.

El director del Servicio de Neurología del hospital, Rafael Blesa, ha liderado el estudio, que ha analizado a 282 personas con síndrome de Down en muestras en sangre -y en 94 también con punción lumbar- atendidas en el Hospital de Sant Pau, con una muestra de control de 77 personas sanas.