El jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Vall d'Hebron, Benito Almirante, ha cuestionado la utilidad de la decisión de la Generalitat de obligar a llevar mascarilla al aire libre, aunque se guarden las distancias, para prevenir la propagación del coronavirus.

La Generalitat aprobó el miércoles la obligatoriedad de usar el cubrebocas aunque haya distancia de seguridad. Para este experto del hospital más grande Barcelona, tras la decisión de ayer, "no hay una evidencia científica clara" y además "es arriesgada" porque no se ha tomando en ningún otro lugar de España ni de Europa, las tasas de infección son muy bajas y la obligatoriedad puede generar rechazo en la población.

“UTILIZANDO EL CUBREBOCAS SEGUIRÁN HABIENDO BROTES”

En declaraciones a TV3, Almirante ha subrayado que es evidente que el uso de la mascarilla como elemento de prevención en espacios cerrados es beneficioso pero que obligarlo en el exterior "no es una medida proporcionada al beneficio que genera".

"Los brotes que tenemos tienen poco que ver con el uso de la mascarilla. Utilizando el cubrebocas seguirán habiendo brotes. El virus está", ha asegurado el experto, que ha reclamado tener en cuenta que el punto máximo transmisión del coronavirus "es en el entorno familiar".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.