ARCHIVADO EN:

Entre el 3 y el 4% de los pacientes con cáncer de pulmón de célula no pequeña (CPNM) presentan una serie de mutaciones en el oncogén MET, que activan su función como promotor tumoral en este tipo de cáncer. 

Estas mutaciones, conocidas genéricamente como MET Exon14, producen alteraciones que impulsan el crecimiento del tumor a través de una mayor proliferación celular, invasión y metástasis. 

FÁRMACO ORAL TEPONIBIB

Investigadores del Instituto Oncológico Dr. Rosell (IOR) en el Hospital Universitari Dexeus han participado en el ensayo clínico internacional VISION cuyos resultados se acaban de publicar en la edición digital de la revista The New England Journal of Medicine.

El objetivo del ensayo VISION es evaluar la eficacia y seguridad del fármaco oral tepotinib, un inhibidor de MET altamente selectivo, en esta población de pacientes.

ALARGAR LA VIDA DE LOS PACIENTES

El jefe clínico del IOR en el Hospital Universitario Dexeus y coautor del estudio, el doctor Santiago Viteri, señala que se trata de un tipo de mutación que se presenta mayoritariamente en pacientes mayores de 70 años, independientemente de su exposición al tabaco. 

“Los resultados de las terapias disponibles como inmunoterapia o quimioterapia para tratar este tipo de cáncer suelen ser pobres, así que si somos capaces de inhibir selectivamente la actividad de esta mutación alargamos la vida de estos pacientes y mejoramos su calidad de vida”, explica el Viteri.

ACTIVIDAD ANTITUMORAL DURADERA

En la fase 2 de este estudio internacional multicéntrico se ha tratado con tepotinib a 152 pacientes con cáncer de pulmón de célula no pequeña avanzado con alteraciones en el gen MET detectadas a través de biopsia líquida o de biopsia de tejido

Entre el 46 y el 50% de los pacientes presentaron actividad antitumoral duradera y estos hallazgos se confirmaron mediante una secuenciación de última generación en muestras obtenidas por biopsia líquida.

RESPUESTA EN SERIS SEMANAS

El inicio de la respuesta fue, principalmente, en las seis semanas posteriores al inicio de la terapia, con una media de duración de respuesta de más de 11 meses. Los resultados fueron similares en los dos grupos de pacientes. 

El doctor Viteri explica que, tanto en aquellos en los que la mutación se detectaba en biopsia de tejido, como en los que se detectaba en biopsia líquida, los resultados eran aproximados. “Para realizar la biopsia líquida necesitamos únicamente una muestra de sangre así que podría ser la opción menos invasiva para identificar a los pacientes candidatos a este tratamiento”.


 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.