Durante el embarazo no es muy frecuente tener problemas cardiológicos. De hecho, solo un 4% de las mujeres gestantes sufre algún tipo de cardiopatía. Con todo, aún supone una causa importante de mortalidad materna. 

A pesar de ello, este pequeño porcentaje de mujeres afectadas puede llevar a buen puerto su gestación si siguen un control adecuado por parte de especialistas. Con este propósito, el Hospital Quirónsalud de Barcelona ha creado una unidad especializada en el seguimiento de estas cardiopatías durante el embarazo

SEGUIMIENTO POR ESPECIALISTAS 

La cardióloga responsable de esta unidad, Laura Galian Gay, destaca la importancia de contar con profesionales especializados en este tipo de patología, “que realicen el acompañamiento de estas embarazadas para adaptar sus tratamientos a su condición”. “Cuando no hay un seguimiento de especialistas, por norma general se suelen suprimir todos los tratamientos cuando esto no es lo necesario ni lo más aconsejable", puntualiza.

¿CÓMO FUNCIONA?

Así, el seguimiento se hace a través de un electrocardiograma y un ecocardiograma, tras una primera consulta rápida. “Se comprueba el estado de la gestante, se evalúa el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares y se establecen los protocolos de seguimiento y actuación”, explica Galian. “En las embarazadas cuyo riesgo se considera moderado-alto, se establece un calendario de visitas como mínimo trimestral, señala la doctora. 

En cada una de estas se realiza un nuevo electrocardiograma y ecocardiograma y se valora el estado hemodinámico y clínico de la paciente. “Para las pacientes de riesgo bajo, estas visitas se realizan una o dos veces solamente durante la gestación”.

CONSEJO PRE-CONCEPCIONAL

Aunque esta unidad no se limita únicamente al seguimiento durante el embarazo. También ofrece un servicio de consejo pre-concepcional. "Muchas pacientes con cardiopatías diagnosticadas comienzan su embarazo sin una asesoría adecuada por temor a que se les contraindique por su estado. "Esto no es siempre así y aquí ofrecemos consejo a estas mujeres que quieren quedarse embarazadas para que lo hagan de la mejor forma posible" explica la doctora Laura Galian Gay.

De esta forma, los especialistas de la unidad evalúan los riesgos y orientan a las futuras gestantes sobre las precauciones que deberán tomar durante el embarazo. También se lleva a cabo una adaptación de los tratamientos que están siguiendo para evitar futuras complicaciones tanto para la madre como para el feto, haciendo que estos sean compatibles con el embarazo.

MOMENTO DEL PARTO

Una vez llegado el momento del parto, también se procede a elaborar un plan en colaboración con obstetras y anestesistas para que este se pueda desarrollar de la mejor forma posible. "Hay que recalcar que una cardiopatía no implica necesariamente una cesárea y que el parto vaginal es posible con las precauciones adecuadas. De hecho, en la mayoría de los casos y si es de forma controlada con un plan de parto establecido, el parto vaginal supone una ventaja para las pacientes con enfermedad cardiovascular", recalca la doctora Galian Gay. 

Una vez ha finalizado el parto, el trabajo de la unidad continua: “Llevamos a cabo un seguimiento de la madre en los tres meses siguientes para poder comprobar que no se dan más complicaciones o se empeora su estado y actuar en caso de que esto no fuera así”, señala la responsable de la unidad. También se controlan los fármacos que se administran a la madre para facilitar la lactancia sin riesgo para el recién nacido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.