El mosquito tigre tiene las características suficientes como para transmitir infecciones graves. Véase el dengue, el chikungunya y el Zika. Tras 14 años instalado en Catalunya, el mosquito tigre se ha vuelto menos molesto, pero no menos peligroso. Así lo ha contado la Agència de Salut Pública de Barcelona (ASPB) a Metrópoli Abierta: “Existe un riesgo de transmisión de estas infecciones graves”. Si el mosquito pica a una persona que está infectada y luego pica a otra... podría contagiarse.

Conscientes de ello, desde la ASPB y el Consorci Sanitari de Barcelona (CSB) han intensificado un protocolo para que no se dé el caso. De este modo, si el médico sospecha que el paciente podría tener alguna de las infecciones debe de avisar. Entonces, empieza la actuación. Crean un perímetro en la zona donde vive la persona y hacen un seguimiento.

Durante al menos 12 días la persona tendrá que quedarse en casa. Con más intensidad que nunca, deberá utilizar un repelente que contenga DEET entre 35-50%, algo que en otros países con climas tropicales se tiene siempre en cuenta.

Es recomendable vestir ropa con manga larga y, a poder ser, de colores claros. También es importante utilizar mosquiteras para protegerse y evitar la acumulación de agua en macetas y otras herramientas del jardín. En el caso de sospecha de Zika la persona afectada tiene que utilizar preservativo en las relaciones sexuales por lo menos durante seis meses. Aun así, tal como han recalcado, “el riesgo es mínimo porque apenas hay gente afectada en Catalunya”.

VIGILANCIA Y CONTROL DEL MOSQUITO TIGRE

Desde abril hasta noviembre la ciudad estará volcada en la vigilancia y el control del mosquito tigre con una novedad: una prueba piloto en escuelas barcelonesas con alumnos de ESO. Por otro lado, vigilarán 52 zonas distribuidas en todos los distritos.

Tal como han revelado a este medio desde la ASPB, donde más probabilidades hay de que profiere el mosquito es en las propiedades privadas, mientras que el segundo son los sumideros “donde se acumula agua y puede ser un lugar de cría”. Es por eso que la empresa pública B-CASA trabajan para cambiarlos y modificarlos. Además los técnicos dispersan un producto biocida para eliminar las larvas. Estamos en buenas manos, pero no debemos olvidar las precauciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.