Con tan solo unas imágenes subidas a Twitter, tan solo observando un par de fotos, y de la noche a la mañana, muchas personas se han dado cuenta de que podrían tener astigmatismo. Las imágenes mostraban mostraban cómo ve una persona con astigmatismo y una sin. La escena en concreto presentaba una carretera durante las horas nocturnas con los diferentes coches circulando con las luces encendidas. En una imagen, las luces eran mucho más brillantes y difusas que en la otra. Así pues, los usuarios pudieron comprobar de manera sencilla cómo ven la misma escena una persona con la vista normal y un astígmata.

“El astigmatismo es cuando la córnea es ligeramente curva en lugar de completamente redonda. Con el astigmatismo, la luz se enfoca en varios puntos de la retina en lugar de un solo punto. Esto es lo que las personas con astigmatismos ven y al lado lo que perciben quienes no la padecen”, explicaban en Unusual Facts, la cuenta de Twitter desde la que se publicaron las imágenes.

La imagen desconcertó a gran número de usuarios. “Pensaba que todo el mundo veía esas líneas. Cuando era pequeña, entrecerraba los ojos para hacerlas más largas y entretenerme. Pensaba que era normal”, comentaba estupefacta una usuaria.

24,8 % de personas con astigmatismo en España

24% DE PERSONAS CON ASTIGMATISMO

Sin duda, este problema es más común de lo que muchos creían. De hecho, según un estudio realizado en Clínica Baviera, el 24,8 % de los encuestados presentaba astigmatismo. Además, este porcentaje aumenta en determinados rangos de edad. Así, por ejemplo, entre los 18 y 24 años, es posible hablar de un 50 % de personas afectadas por este problema de refracción que, incluso, se incrementa a partir de los 25 y hasta los 34, pues el número de astigmatas es del 53 %. Entre los 35 y 44 años, la incidencia también es importante, pues se sitúa en el 50 %. Por su parte, los demás grupos de edades presentan una menor proporción de personas con astigmatismo.

CAUSAS AÚN DESCONOCIDAS

Sabemos exactamente qué tipo de acciones pueden desencadenar la miopía y qué podemos hacer para evitar su desarrollo. No ocurre lo mismo con el astigmatismo, pues desconocemos sus posibles causas, y eso impide tomar medidas que puedan frenar su evolución.

Ojo con astigmatismo

Ojo con astigmatismo

A día de hoy únicamente podemos paliar los efectos del astigmatismo a través de unas gafas o lentillas adecuadas que puedan corregir este defecto visual o incluso someternos a una cirugía que pueda solventar este problema. No en vano, la cirugía para corregir el astigmatismo es la tercera intervención oftalmológica más común después de la de cataratas o la de miopía.

--

Contenido patrocinado.