Superación. Uno de los mejores vocablos parar definir el espirítu que une a los niños ingresados en el hospital materno-infantil Vall d'Hebron, sus familiares, al personal sanitario que los atiende y al mundo del arte. Porque “Superació” es además la palabra que presidirá la entrada principal al centro hospitalario dentro de pocos días como colofón final del mural gigante que han empezado a  pintar entre todos ellos, con la ayuda del colectivo artístico Boa Mistura y el apoyo del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y la empresa DKV.

El mural tiene 19 metros de largo y 4,5 metros de ancho y en una primera fase es el lienzo urbano en el que la familia hospitalaria está plasmando libremente lo que les place, que en general y de forma mayoritaria están siendo “palabras de cosas bonitas como felicidad o amistad o dibujos de sonrisas, payasos y corazones”, han coincidido en señalar muchos de los niños que ya han dejado su huella pictórica pincel o rodillo en mano en la obra de arte urbano, que ya empieza a ser muy visible en la plaza de Messi.

En principio, los artistas, tanto los más pequeños como los adultos, han encontrado su primera fuente de inspiración en el conocido cuadro "Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem", pintado por el propio autor modenista Ramon Casas, perteneciente a la colección del MNAC, y que es el eje sobre el que pivota la inciativa. Diego Vicente, artista del colectivo Boa Mistura, ha explicado que las sensaciones que sugiere el tándem de Casas han dado pie a que la comunidad sanitaria de Vall d'Hebron optara por la palabra que conformará la columna vertebral del mural. “Se ha elegido la palabra superación porque es la que mejor representa el mensaje que queremos transmitir con esta experiencia, lo que compartimos todos”, ha precisado Vicente.

CALIGRAFIA DE BOA MISTURA

Cuando los 85,5 metros cuadrados del muro lateral ubicado a la izquierda de la puerta principal del materno-infantil estén completamente cubiertos de pintura, los profesionales del colectivo Boa Mistura lo reconvertirán con su particular caligrafía. Esta segunda intervención artística "profesional" convertira la pared en un enorme molde cuadrado con la palabra "Superació" escrita dentro como si fuera en negativo. De esta forma los dibujos y los trazos del fondo pintados por niños y familiares y personal sanitario conformarán el relleno de las letras. El resto se pintará de blanco, con la idea de que solo permanezca el vocablo, perfectamente legible desde la distancia.

Detalle de un niño pintando un sol sonriente en el muro del hospital Vall d'Hebron / XAVIER ADELL
Un niño ingresado en el Hospital de Vall d'Hebron haciendo su aportación al mural colectivo / X.A.

Mariángeles Aceituno, portavoz del colectivo sanitario de Vall d'Hebron que ha participado en el proyecto, ha destacado que el objetivo del mural es “humanizar los espacios físicos del hospital y a la vez la atencion sanitaria”. Aceituno, que es además la responsable de Enfermería área de Hospitalización del materno-infantil, ha destacado que los niños ingresados “necesitan” cosas como la confección del mural “porque también precisan cuidados emocionales y este tipo de actividades tienen un efecto muy positivo en ellos y en la forma con la que afrontan la enfermedad porque ayuda a la mejora de su bienestar”.

El mural de Vall d'Hebron es el primero de estas características y con este formato que se pinta en un hospital catalán pero es “el segundo de España, después del Hospital de Sevilla”, ha indicado el director de la compañía DKV en Barcelona y mecenas del proyecto, Josep Benedicto.

LA DIMENSIÓN SOCIAL DE LOS MUSEOS

El director del MNAC, Pepe Serra, ha destacado que la confección del mural “es la puerta de entrada para llevar al museo dentro del hospital, porque el arte nos puede cambiar la vida”. Serra ha definido la experiencia artística de Vall d'Hebron como un “museo sin paredes que permite conectar con la gente, que tiene una dimensión social”. El director del MNAC ha avanzado que una vez esté listo el mural se empezara a trabajar este concepto museístico también dentro del hospital.