Los ejercicios acuáticos están indicados para personas de todas las edades / EP
Los ejercicios acuáticos están indicados para personas de todas las edades / EP

Ejercicios acuáticos para mantener la forma este verano

Los resultados positivos que aporta y su carácter lúdico han convertido esta actividad en una de más entretenidas que se pueden realizar en una piscina

Guardar
Periodista

En los últimos años se han puesto de moda los ejercicios en el agua, también llamados fitness acuático. Aunque en su origen la gimnasia en el agua iba dirigida a las personas mayores, su práctica se ha extendido a públicos de todas las edades. Se trata de ejercicios muy similares a los que se realizan en una clase de aerobic convencional, pero que al hacerse dentro del agua cuenta con importantes beneficios.

Estos entrenamientos se alejan de los clásicos estilos de nado. Consisten en ejercicios de fuerza muscular y resistencia cardiovascular aptos para todos los públicos, sin importar su técnica, condición física o edad.

IMPORTANTES BENEFICIOS

“Este tipo de tareas son idóneas para personas que se estén recuperando de una lesión con problemas de espalda o articulaciones, ya que la reducción del peso corporal aplicada por el agua disminuye los impactos. y que han superado o se están recuperando de una lesión”, explica  Samuel Moreno,  Coordinador de actividad física  de Quirónprevención, compañía de prevención de riesgos laborales de Quirónsalud que acaba de poner en marcha un nuevo proyecto de medicina preventiva para prestar atención sanitaria a particulares y a empresas.

Para este cometido, la compañía ha optimizado sus instalaciones para incorporar una completa oferta de consultas sanitarias con médicos especialistas en Urología, Ginecología, Cirugía General, Otorrinolaringología, Psicología clínica, Fisioterapia, Podología, y Nutrición y Dietética, entre otros, ampliando así la red asistencial de hospitales y centros médicos de Quirónsalud.

CONSEJOS PARA SU PRÁCTICA

“A su vez, como otras actividades en el agua, esta actividad contribuye a la relajación muscular, bienestar psicológico y circulación sanguínea”, insiste el especialista de Quironprevención. También son adecuados como complemento de otras actividades deportivas en las cuales solo se realiza el trabajo de una mitad del cuerpo, como ciclismo, running, fútbol, el remo… ya que son actividades en las cuales solo se trabaja el tren inferior, o el tren superior.

Para comenzar, hay que realizar un buen calentamiento, ya sea dentro o fuera del agua. Antes de entrar en la piscina, es conveniente hacer ejercicios de movilidad articular y algún estiramiento dinámico para poner el cuerpo en movimiento.

Aquellas personas con peor nivel de condición física, podrán desarrollar su sesión de entrenamiento en zonas de poca profundidad, manteniendo la altura del agua en una zona entre el ombligo y las axilas.

Las que estén más en forma podrán comenzar en zonas de más profundidad, donde ya no puedan apoyar los pies en el suelo y necesiten mantenerse a flote por sí mismos. Para los más deportistas, se proponen también ejercicios en apnea, cerca del fondo del mar o piscina.

LOS EJERCICIOS

Carrera hacia delante: coordinando brazos y piernas a la máxima velocidad posible, sin dar grandes pasos.

Carrera hacia atrás: coordinando brazos y piernas a la máxima velocidad posible, sin dar grandes pasos.

Carrera lateral: coordinando brazos y piernas a la máxima velocidad posible, sin dar grandes pasos ni cruzar las piernas.

Skipping: realizar carrera en el sitio, sin desplazamiento. Coordinar brazos y piernas a la máxima velocidad posible, elevando las rodillas hacia el pecho.

Skipping con rodillas y codos extendidos: realizar carrera en el sitio, sin desplazamiento. Coordinar brazos y piernas a la máxima velocidad posible, elevando las piernas hacia el pecho. Mantener los codos y rodillas en extensión, venciendo la resistencia que nos proporciona el agua.

Skipping sacando un brazo fuera cada 3 segundos: realizar carrera en el sitio, sin desplazamiento. Coordinar brazos y piernas a la máxima velocidad posible, elevando las rodillas hacia el pecho. Cada 3 segundos, levantar un brazo por encima de la cabeza mientras continuamos el movimiento con el resto de las extremidades.

Skipping girando 90º cada 5 segundos: realizar carrera en el sitio, sin desplazamiento. Coordinar brazos y piernas a la máxima velocidad posible, elevando las rodillas hacia el pecho. Cada 5 segundos realizar un giro de 90º en cualquier dirección y continuar con el movimiento.

Todos los ejercicios seguirán este orden y después se repetirá una segunda serie algo más exigente.

Nivel de iniciación

1ª serie: 10” de trabajo y 20” de descanso;

2ª serie: 15” de trabajo y 30” de descanso)

Nivel avanzado:

1ª serie: 20” de trabajo y 30” de descanso;

2ª serie: 20” de trabajo y 20” de descanso.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.